abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Albóndigas de pollo en salsa napolitana

Receta de: Aves, Salsas
Plato: Plato caliente, Primer plato
Cocina: Tradicional
Albóndigas de pollo en salsa napolitana
Fácil
41-50
Albóndigas de pollo en salsa napolitana
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Las albóndigas de pollo en salsa napolitana de mi Italia, son las albóndigas más ricas que he probado en toda mi vida. Ahora que vivo sola y lejos de casa, he pedido a mi madre que me de la receta porque no puedo mucho tiempo sin probarlas y ahora que tengo la receta, la quiero compartir con todos vosotros porque esta maravilla de comida no puede estás oculta, ja ja ja. Espero que las hagáis y os estén tan buenas como me lo están a mí. Lo primero que haremos será picar muy bien las pechugas de pollo y colocarlas en un bol. Después, vamos a pelar la cebolla. Hay que picarla finamente y rehogarla en una sartén con dos cucharadas de aceite de girasol. Una vez sofrita, la escurriremos y la añadiremos al pollo. A continuación, agregaremos al pollo el pimiento, los dientes de ajos (previamente pelados) y el perejil picados. Mezclaremos la preparación y condimentaremos con pimienta, nuez moscada y sal a gusto. Seguidamente, vamos a remojar la miga de pan en la leche hasta que quede blandita, escurrirla bien y la incorporaremos a la preparación anterior. Mezclaremos muy bien. Ahora, vamos a pasar a armar las albóndigas. Para ello, vamos a pasarlas por harina, por huevo batido y por pan rallado. Las tenemos que freír en abundante aceite caliente para dorarlas ligeramente. Conforme se vayan dorando, las retiraremos del aceite y las escurriremos en una bandeja con papel absorbente. Reservarlas. Luego, para preparar la salsa, tenemos que pelar y picar la cebolla, rehogarla en una sartén con un poquito de aceite hasta que queden transparentes. Incorporaremos el tomate frito y condimentaremos con pimienta, orégano, pimentón y sal a gusto. Agregaremos la cucharadita de azúcar, un chorrito de agua y mezclar. Hay que colocar las albóndigas dentro de la salsa y dejarlas cocinar a fuego entre medio y lento durante 15 minutos. Pasado el tiempo, vamos a retirar la preparación del fuego y esparciremos por encima una cucharada de perejil fresco picado. Finalmente, vamos a servir las albóndigas de pollo en salsa napolitana en cazuelitas como aperitivo con rodajitas de pan, o bien, acompañadas de arroz blanco, de patatas fritas u horneadas o puré de patatas. ¡Deliciosas!