Albóndigas en tomate casero
Receta de: Carnes
Plato:
Cocina: Tradicional
Albóndigas en tomate casero
Media
20-30
€€
Albóndigas en tomate casero
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Un plato que me encanta y que comía desde que era niña eran las albóndigas en tomate casero de mí abuela. No he comido albóndigas más ricas que esas y es que, imagino que como todas nuestras abuelas, mi abuela era una gran cocinera. Cada vez que como este plato, me hace regresar a mi niñez y eso es algo que me encanta. Os voy a contar como elaborarlas para que vosotros los hagáis también en casa. Espero que os gusten tanto como a mí. Para las albóndigas. Pondremos la carne picada en un bol. Picaremos la cebolla y los ajos muy finos y añadimos a la carne. Le agregaremos también el huevo, el pan rallado, una pizca de nuez moscada, el brandy, perejil picado al gusto, sal y pimienta e iremos amasando, primero con una cuchara de madera y luego con las manos, dejaremos reposar mientras hacemos el tomate. Escaldaremos los tomates durante un par de minutos en agua hirviendo, antes les habremos hecho un pequeño corte en cruz en su base y una vez escaldados, meteremos 2 minutos en agua fría. Pelaremos los ajos y la cebolla y picaremos en trocitos (no importa el tamaño porque luego lo pasaremos por la batidora) haremos lo mismo con el pimiento verde. En una sartén con un poco de aceite, pondremos a pochar la cebolla, el pimiento y los ajos a fuego medio unos 3 minutos. Pelamos los tomates, los partimos en trozos y los añadimos a la sartén junto al azúcar y la sal, cocinando todo a fuego lento unos 20 minutos, apartaremos y dejaremos enfriar un poco, para pasar por la batidora y volver a poner en la misma sartén. Vamos haciendo las albóndigas, meteremos los dedos en un vaso de agua (para que no se nos pegue a las manos) y vamos haciendo bolitas no muy grandes y las pasamos por harina y reservaremos. Calentaremos el aceite de freír en una sartén grande a fuego medio y cuando esté caliente el aceite, vamos añadiendo las albóndigas dejándolas que se vayan haciendo hasta que doren. Las vamos poniendo en un plato con papel de cocina para que escurran el aceite y mientras vamos calentando el tomate. Añadiremos las albóndigas al tomate para que vayan cogiendo el sabor de la salsa y coceremos a fuego lento unos 15 minutos. Apartaremos y servimos estas deliciosas albóndigas en tomate casero de mi abuela. Como guarnición se pueden poner unas patatas fritas, pero en mi caso, como voy a mojar pan en la salsa, no les pongo patatas. ¡Buen provecho!