abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Albóndigas a la jardinera

Receta de: Carnes, Salsas
Plato: Plato caliente, Primer plato
Cocina: Tradicional
Albóndigas a la jardinera
Fácil
50 >
Albóndigas a la jardinera
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Las albóndigas a la jardinera de Conchi, son las albóndigas más ricas que he probado en toda mi vida. Ahora que vivo sola y lejos de casa, he pedido a mi madre que me de la receta porque no puedo mucho tiempo sin probarlas y ahora que tengo la receta, la quiero compartir con todos vosotros porque esta maravilla de comida no puede estás oculta, ja ja ja. Espero que las hagáis y os estén tan buenas como me lo están a mí. Primero preparamos las albóndigas de la siguiente manera: En un bol mezclamos la carne, la mantequilla derretida en el microondas, la sal, la canela, el perejil bien picadito, el huevo, 1 o 2 cucharadas de pan rallado y los piñones. Amasamos bien hasta obtener una masa que no se rompa al formar las albóndigas. Pasamos las albóndigas por el resto de pan rallado y doramos en aceite bien caliente. Esta operación tiene que ser breve. No se trata de cocinar las albóndigas. Es sólo para que no se rompan luego. Una vez terminadas, reservamos. Y ahora la salsa: Dorar los ajos en una cazuela con un poco de aceite. Incorporar toda la verdura bien cortada y rehogamos en una cazuela. Cuando ya esté pochadita,añadimos los piñones, sazonamos con la sal y el pimentón y añadimos el coñac. Dejamos rehogar unos minutos. Añadimos agua (que cubra la verdura) y la pastilla de caldo. Cuando el caldo esté bien caliente, incorporamos las albóndigas y dejamos cocer a fuego lento hasta que la salsa espese. Si es necesario, rectificar de sal. *Si fuera necesario, se pueden retirar las albóndigas de la salsa y terminar de reducirla. TIPS: La zanahoria se puede cortar en rodajitas, para que se distinga un poco del resto de las verduras. Se puede sustituir la cebolla por el puerro. Si se prefiere, las verduras se pueden triturar o pasar por un chino una vez terminada la cocción. Así se disfrazan y pueden ser más llamativas para los niños. También se puede hacer más llamativo para los niños si se acompaña de unas patata fritas cortadas tipo bravas y se añaden al guiso. Otra posibilidad es añadir al guiso ya hecho huevo duro cortado en trocitos. Un buen vino tinto o un cava brut y ¡buen provecho!