abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Anchoas fritas

Receta de: Pescados y mariscos
Plato: Aperitivos y tapas, Entrantes, Plato caliente, Segundo plato
Cocina: Para niños, Tradicional
Anchoas fritas
+Fácil
20-30
301-500
€€
Anchoas fritas
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Boquerones (8 uds.)
  • Sal
  • Ajo seco molido (una pizca)
  • Pimentón dulce (una pizca)
  • Harina (para rebozar)
  • Ajo (1 diente)
  • Guindilla (un trocito)
  • Aceite de girasol
  • Boquerones (16 uds.)
  • Sal
  • Ajo seco molido ( una pizca)
  • Pimentón dulce (una pizca)
  • Harina (para rebozar)
  • Ajo (2 dientes)
  • Guindilla (1 ud.)
  • Aceite de girasol
  • Boquerones (24 uds.)
  • Sal
  • Ajo seco molido (una pizca)
  • Pimentón dulce (una pizca)
  • Harina (para rebozar)
  • Ajo (3 dientes)
  • Guindilla (2 uds.)
  • Aceite de girasol
Elaboración

Si eres del norte de España lo llamarás anchoa, si eres del sur o de la zona mediterránea, boquerón. Y si eres del país vasco antxoa y bocarte si eres cántabro. Da igual como lo llamemos, el resultado es el mismo: un pescado delicioso y muy saludable. Se puede consumir en vinagre, en salazón con aceite, rebozados, rellenos, hechos albóndigas o, sencillamente, fritito con harina. Y esta última es la propuesta de hoy, unas anchoas fritas que están para chuparse los dedos.

anchoas fritas

Paso 1:

Para hacer este plato de anchoas fritas, limpia muy bien el pescado. Para ello, retírales la cabeza, las tripas y la espina central y ábrelos en forma de libro. Lávalos con abundante agua para retirar cualquier suciedad o impureza. Generalmente, cuando los boquerones se rebozan con huevo se retira la espina central y cuando se fríen con tan solo harina, se suelen dejar con espina... pero esto es más una cuestión de gustos.

Paso 2:

Coloca los boquerones en un bol amplio y cubre con agua bien fría... o incluso con agua y hielo. Este paso se hace para retirar la sangre del pescado. Deja reposar así durante 2 o 3 horas dentro de la nevera.

Paso 3:

Pasado este tiempo, escurre el agua y seca los boquerones cuidadosamente con la ayuda de un papel absorbente de cocina.

Paso 4: 

Tamiza la harina y resérvala en un recipiente hondo. El tamizado es importante para asegurarte de que la harina no contiene ningún grumo que luego pueda absorber un exceso de aceite en la fritura y resultar desagradable al paladar.

Paso 5:

Añade el ajo seco en polvo y el pimentón a la harina y muévelo para que se integren bien.

Paso 6:

Reboza los boquerones en harina y luego colócalos en un colador y agítalo para eliminar el exceso de harina.

Paso 7:

Acerca una sartén al fuego. Prepara una cantidad de aceite suficiente para cubrir por completo los boquerones. El arte de la fritura depende casi totalmente del cuidado del aceite. Éste debe ser nuevo, preferentemente de girasol para no aportar sabores adicionales al frito; aunque si dispones de un aceite de oliva variedad arbequina, al ser tan suave, también puedes usarlo sin problemas. El aceite debe estar muy caliente, aunque sin llegar a humear, porque eso significará que se está quemando.

Paso 8:

Aplasta los dientes de ajo sin pelar con el envés del cuchillo y corta en rodajas grandes la guindilla. Añádelos a la sartén con el aceite caliente y fríe durante un par de minutos. Luego retíralos… con este paso conseguirás aromatizar el aceite.

Paso 9:

Fríe el pescado en pequeñas tandas para no bajar la temperatura del aceite. El tiempo de fritura estará condicionado por el tamaño, pero siempre hay que evitar cocinarlos en exceso, así que sácalos cuando empiecen a estar doraditos. A medida que las anchoas fritas vayan estando listas, ve pasándolas a un plato con papel absorbente para retirar el exceso de aceite.

Presentación:

Sirve tus anchoas fritas inmediatamente, mientras están bien calentitas. Puedes acompañar de una buena ensalada, o de unos rabanitos laminados. Si quieres, también puedes acompañar con una salsa tártara, por ejemplo, que le va genial.

Sugerencia:

A la hora de hacer estas anchoas fritas no dudes en apostar por el aceite marca DIA. Tanto si quieres una fritura muy suave con aceite de girasol como si quieres que la fritura tenga el sabor intenso del mejor aceite de oliva… elige entra la amplia gama de aceites DIA.