abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Berenjenas en conserva - Vídeo receta

Receta de: Verduras y frutas
Plato: Aperitivos y tapas, Entrantes, Plato frío
Cocina: Para llevar, Tradicional
Fácil
50 >
0-150
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Berenjena (1 ud.)
  • Sal
  • Zumo de limón (1/2 ud.)
  • Jengibre seco en polvo
  • Clavo
  • Canela en rama (1 ud.)
  • Limón (la piel de 1 limón)
  • Azúcar (2 cucharadas)
  • Berenjena (2 ud.)
  • Sal
  • Zumo de limón (1 ud.)
  • Jengibre seco en polvo
  • Clavo
  • Canela en rama (2 ud.)
  • Limón (la piel de 1 limón)
  • Azúcar (4 cucharadas)
  • Berenjena (3 ud.)
  • Sal
  • Zumo de limón (2 ud.)
  • Jengibre seco en polvo
  • Clavo
  • Canela en rama (3 ud.)
  • Limón (la piel de 1 limón)
  • Azúcar (6 cucharadas)
Elaboración

 

La berenjena es una verdura muy versátil que puede cocinarse de muchas formas. Una forma de disfrutar de esta saludable hortaliza es prepararla en conserva. Estas berenjenas en conserva, además, tiene la cualidad de que mientras pasan los días se pone cada vez más sabrosa.

Paso 1:

Primero, lava las berenjenas y quita las hojas verdes del tallo. 

Paso 2:

Pínchalas con un cuchillo o puntilla y rocíalas de sal. 

Paso 3:

Seguidamente mételas en un bol con agua y délas reposar unas horas. Así perderán su característico amargor.

Paso 4:

Pasado ese tiempo, cuécelas en una cacerola amplia durante 5 minutos. Sácalas y reserva. 

Paso 5:

En el mismo agua de cocer la berenjena añade el zumo de limón, el clavo, el jengibre seco molido, la canela en rama, la piel de limón y las cucharadas de azúcar. Hierve el conjunto durante cinco minutos. 

Paso 6:

Vuelve a meter en la cacerola las berenjenas y cuece a fuego lento durante media hora.

Paso 7:

Después de ese tiempo saca las berenjenas y deja que se enfríen fuera de la nevera. Después córtalas por la mitad y luego en tiras largas y anchas. 

Paso 8:

Busca un tarro de cristal de la altura de la berenjena y ve metiendo las láminas de berenjena. Tapa el tarro y guárdalo en un lugar fresco y seco y sin luz. La conserva irá soltando su propio jugo que actuará de conservante. La puedes guardar hasta dos años. Eso sí una vez abierta consúmela en un par de días. 

Sugerencia:

Las berenjenas en conserva pueden ser un acompañamiento perfecto para carnes y queso, para hacer sandwiches, encima de una pizza o para preparar salsas