abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Buñuelos de espinacas y parmesano

Receta de: Verduras y frutas
Plato: Aperitivos y tapas, Plato caliente
Cocina: Ligera, Tradicional
Buñuelos de espinacas y parmesano
Fácil
< 20
301-500
Buñuelos de espinacas y parmesano
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Espinacas (congeladas, 250 gr. )
  • Ajo (medio diente)
  • Puerro (picado, medio pequeño)
  • Huevos (2 pequeños)
  • Harina (40 gr. )
  • Levadura en polvo (media cucharita)
  • Queso parmesano (rallado, 3 cucharadas)
  • Leche (2 cucharadas)
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Espinacas (congeladas, 500 gr. )
  • Ajo (1 diente)
  • Puerro (picado, medio)
  • Huevos (3)
  • Harina (80 gr. )
  • Levadura en polvo (1 cucharita)
  • Queso parmesano (rallado, 6 cucharadas)
  • Leche (4 cucharadas)
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Espinacas (congeladas, 750 gr. )
  • Ajo (1 diente y medio)
  • Puerro (picado, 1 pequeño)
  • Huevos (5 pequeños)
  • Harina (120 gr. )
  • Levadura en polvo (1 cucharita y media)
  • Queso parmesano (rallado, 9 cucharadas)
  • Leche (6 cucharadas)
  • Aceite de oliva
  • Sal
Elaboración

La receta ideal para esos niños (o no tan niños) que evitan comer verduras: las espinacas son fuente de hierro…Y esta receta es una buena forma de disfrutar de su sabor en formato ‘snack’, como aperitivo, y con un toque de queso, que le va como anillo al dedo.  

Paso 1:

Primero descongela las espinacas (puedes hacerlo en el microondas a potencia máxima durante 6 minutos y tapando el recipiente que elijas con papel film). Después escúrrelas muy muy bien porque sueltan mucho jugo y pícalas en trozos pequeños.

Paso 2:

Prepara un bol hondo y coloca ahí tus espinacas. Añade el ajo picado previamente, el queso parmesano rallado (puedes rallarlo tú o comprarlo ya listo para usar) y el puerro picado finito. Incorpora sal y pimienta a tu gusto y mezcla suavemente. Entonces echa los huevos, la harina y la levadura y también la leche (tienes que ser suficiente leche como para que la mezcla quede cremosa a la vez que espesa). Remueve de nuevo para que todos los ingredientes queden bien integrados.

Paso 3:

Para dar forma a tus buñuelos, ayúdate de una cuchara sopera y toma porciones de ese tamaño. En una sartén con abundante aceite caliente vierte tus bolitas de masa y dóralas por ambos lados. Después retira el exceso de aceite escurriéndolas sobre papel.

Presentación:

Incorpora alguna hierba aromática fresca en tu presentación, que puedes hacer en recipientes o platos pequeños. Cuanto más elegantes…¡mejor!

Truco:

Si dejas las espinacas descongelar toda la noche en el frigorífico soltaran mucho más jugo y quedarán prácticamente escurridas y listas: ponlas en un colador sobre un bol para que pueda caer el líquido fácilmente.

Sugerencia:

El secreto de un buen buñuelo o para un rebozado perfecto es la harina. Si buscas una de calidad y versátil, prueba la de marca DIA con la fuerza idónea para preparar esta y otras muchas recetas.