abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Buñuelos de viento rellenos con crema

Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Ocasiones especiales, Tradicional
Buñuelos de viento rellenos con crema
Fácil
20-30
+500
Buñuelos de viento rellenos con crema
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Para mí estas fechas son sinónimo de Buñuelos de viento rellenos de crema. Se puede comer en cualquier fecha del año porque son deliciosos, pero si los dejamos solo para estas ocasiones los convierte en un bocado aún más especial. Empezaremos tamizando la harina y le agregamos la levadura química. Reservamos Ponemos en un cazo la leche, el azúcar, la sal y la mantequilla. Lo ponemos al fuego y cuando empiece a hervir, echamos de golpe la harina. Bajaremos el fuego e iremos removiendo enérgicamente, sin dejar de remover hasta que la masa se separe de las paredes. Pararemos el fuego y removeremos un poco más. Cuando la masa se haya enfriado un poco, batiremos primero un huevo y lo añadiremos a la masa. Hay que ir integrándolo poco a poco hasta que la masa lo haya absorbido totalmente. Haremos la misma operación con otro huevo, siempre batiendo para que se integre totalmente. Batiremos el tercer huevo y añadiremos primero un poco, ya que a veces con dos huevos y un poco más ya es suficiente La masa tiene que quedar a punto de corbata. Para freír los buñuelos, pondremos una sartén honda al fuego con abundante aceite de girasol, y cuando esté el aceite bien caliente haremos unas bolas con dos cucharitas pequeñas. Los buñuelos suelen dar la vuelta solos, pero si esto no pasa, les damos la vuelta. Los dejaremos escurrir en papel absorbente de cocina. Una vez estén fríos, los rellenaremos con la crema pastelera. Pondremos la crema en una manga y en la manga hemos puesto un canutillo dispensador. Con el canutillo agujereamos los buñuelos y los rellenamos. Veréis que se hinchan y vuelven a quedar redondos. Finalmente espolvorearemos nuestros deliciosos Buñuelos de viento rellenos de crema por encima con azúcar glass o en polvo y ¡a disfrutar!