abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Caracoles a la lláuna

Receta de: Pescados y mariscos
Plato: Plato caliente, Plato único, Primer plato
Cocina: Tradicional
Caracoles a la lláuna
Media
Caracoles a la lláuna
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Los caracoles a la lláuna están muy ricos de sabor y son facilitos de hacer. La cosa es que al hacerlos puede ser un poco desagradable, pero comerlos es muy reconfortante. Lo primero de todo es dejar a los caracoles en ayunas durante varios días. Pasados los días, se ponen los caracoles a remojo con agua, sal y vinagre, para que acaben de soltar toda la baba. Se lavan varias veces cambiándoles el agua y se echan definitivamente en una olla con agua fría hasta que saquen los cuernos. Entonces, se ponen en el fuego y, cuando asomen todo el cuerpo, se sube al máximo y se cuecen durante un rato para que estén tiernos. Este agua se cambia otra vez y se pone fría pero con el fuego fuerte. Se echa un atadillo de tomillo, laurel, hinojo y una guindilla, y se dejan los caracoles dentro con todo y la mitad de la sal durante 3 horas. Una vez listos, se ponen en una cacerola con aceite y se dan unas vuelta con la cabeza de ajos, la sal, la pimienta y una hoja de laurel. Además, se añade la picada de carne, que es panceta triturada, las butifarras, el tomate, el perejil, la cebolla y los ajos. Una vez que está todo junto, se mete en l horno unos minutos.