abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Conejo estofado con patatitas

Receta de: Carnes
Plato: Plato caliente, Segundo plato
Cocina: Tradicional
Conejo estofado con patatitas
Fácil
50 >
0-150
€€
Conejo estofado con patatitas
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Conejo (500 gr.)
  • Patatas (150 gr.)
  • Setas (150 gr., frescas)
  • Cebolla (media)
  • Ajo (1 dientes)
  • Zanahoria (1 ud.)
  • Zanahoria (1 ud.)
  • Puerro (medio)
  • Pimiento verde (1 ud.)
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Vino tinto (125 ml.)
  • Harina (1 cucharada)
  • Conejo (1 kg.)
  • Patatas (300 gr.)
  • Setas (300 gr. frescas)
  • Cebolla (1 ud.)
  • Ajo (2 dientes)
  • Zanahoria (2 uds.)
  • Zanahoria (2 uds.)
  • Puerro (1 ud.)
  • Pimiento verde (2 uds.)
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Vino tinto (250 ml.)
  • Harina (1 cucharada)
  • Conejo (1.500 gr.)
  • Patatas (450 gr.)
  • Setas (450 gr., frescas)
  • Cebolla (una y media)
  • Ajo (3 dientes)
  • Zanahoria (3 uds.)
  • Zanahoria (3 uds.)
  • Puerro (uno y medio)
  • Pimiento verde (3 uds.)
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Vino tinto (375 ml.)
  • Harina (1 cucharada colmada)
Elaboración

Un guiso con sabores de toda la vida, pero muy suave, saludable y ligero. Y es que la carne del conejo tiene grandes propiedades nutricionales, pocas calorías… y lo que es mejor, un precio estupendo. Todo una gozada para un plato suculento.

Paso 1:

Limpia bien el conejo de posibles impurezas, como restos de pelillos y del exceso de su grasa. Y si no lo has comprado troceado, hazlo con la ayuda de un cuchillo grande o machete, con cuidado de no astillar los huesos.

Paso 2:

Pica finamente el ajo y pica también la cebolla, bien menuda. Pica también en dados pequeños los pimientos verdes y pela y parte en rodajas las zanahorias. Por su parte, limpia  el puerro de sus hojas exteriores y de sus partes más verdes y pártelo primero longitudinalmente en dos partes, y éstas, en rodajas finas.

Paso 3:

Añade sal y pimienta a los trozos de conejo y enharínalos, dándoles después suaves golpecitos con la mano, para retirar el exceso de harina. En una cazuela con un chorro de aceite a fuego vivo, dóralo bien y retíralo de la cazuela.

Paso 4:

Baja el fuego, y en el mismo aceite, dora un poco el ajo y añade inmediatamente después la cebolla. Póchalos juntos unos 5 minutos. Cuando la cebolla esté un poco hecha, añade los pimientos verdes, la zanahoria y el puerro. Añade después las setas partidas en varios trozos. Rehoga todo junto 5 minutos más.

Paso 5:

Añade el conejo -junto a los jugos que haya soltado en el plato en el que lo tenías reservado- y el vino tinto. Sube el fuego hasta que se haya evaporado prácticamente todo el vino. En ese momento, cubre el guiso con agua y mantén el fuego fuerte hasta que empiece a cocer, en ese momento, bájalo.

Paso 6:

Deja cocer durante 25 minutos y añade las patatas peladas y partidas en trozos. Rectifica, si fuera necesario, el punto de sal.

Paso 7:

Deja cocer 5 minutos más, hasta que las patatas estén tiernas. Para comprobarlo, prueba a pinchar una: cuando esté blandita, el guiso estará listo.

Sirve esta receta recién hecha, bien caliente. Puedes presentarla en bonitas cazuelas individuales... y con mucho pan, porque te encantará 'hacer barquitos' en su salsa.

Sugerencia:

Esta misma receta quedará exquisita, y mejorará mucho, si añades unos cuantos caracoles bien limpios al guiso.