abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Confit de tomates

Receta de: Verduras y frutas
Plato: Entrantes
Cocina: Sin gluten
Confit de tomates
+Fácil
50 >
151-300
Confit de tomates
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
No os puedo describir el placer que me produce comer unos buenos tomates en confit. El que estén cocinados lentamente hacen que sus azúcares se caramelicen otorgándoles un maravilloso sabor dulce que combinan perfectamente con el ajo y la albahaca. El que encima este regado por un buen aceite de oliva ya resulta todo un deleite. Prueba a hacerlo siguiendo esta receta de confit de tomates y ya verás cómo me das la razón. En cada uno de los tomates realizamos unos cortes en cruz en el extremo y sumérjalo en agua hirviendo durante 25 segundos. Sacamos los tomates del agua hirviendo y los pasamos a un bol con agua y hielo. Esto se denomina baño María invertido, y se hace para que a la hora de pelar los tomates nos resulte más fácil. Retire la piel a los tomates Parte a la mitad los tomates si son pequeños o en rodajas gordas. Por otro lado cogemos un poco de papel parafinado en una bandeja para hornear en la que ponemos los tomates alineados uno al lado del otro. Los rociamos con el ajo cortado, aceite de oliva, la albahaca, sal y pimienta a gusto. Cogemos la bandeja y la llevamos al horno para que se cocinen durante dos horas a 150º centígrados o hasta que se confiten, es decir que se sequen. Los sacamos del horno y ya está listo para consumir como queramos este maravilloso confit de tomates. Si no los vas a consumir inmediatamente y los quieres conservar, introduce los tomates confitados en un frasco de vidrio con 50 de aceite vegetal y 50 de aceite de oliva. El aceite debe cubrir los tomates por completo. Lleve a la nevera en donde pueden conservarse por un mes como máximo.