abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Croquetas de macarrones con queso

Receta de: Arroces y pastas
Plato: Aperitivos y tapas, Entrantes, Plato caliente
Cocina: Para niños
Croquetas de macarrones con queso
Fácil
31-40
301-500
Croquetas de macarrones con queso
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Macarrones (con queso, ya cocinados, 200 gr.)
  • Cebolla (un cuarto)
  • Mantequilla (25 gr.)
  • Harina (25 gr.)
  • Leche (entera, 250 ml.)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Nuez moscada
  • Huevos (1 ud.)
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva
  • Macarrones (con queso, ya cocinados, 400 gr.)
  • Cebolla (media)
  • Mantequilla (50 gr.)
  • Harina (50 gr.)
  • Leche (entera, 500 ml.)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Nuez moscada
  • Huevos (2 uds.)
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva
  • Macarrones (con queso, ya cocinados, 600 gr.)
  • Cebolla (tres cuartos)
  • Mantequilla (75 gr.)
  • Harina (75 gr.)
  • Leche (entera, 750 ml.)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Nuez moscada
  • Huevos (2 uds.)
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva
Elaboración

En la cocina no hay que tirar nunca nada. Todo se puede aprovechar con un poco de ingenio y, sobre todo, con una buena organización. La receta que hoy os presentamos es un claro ejemplo de reutilización y de aprovechamiento de sobras. Para no aburrirnos comiendo varios días lo mismo o, sencillamente, porque lo que ha sobrado de un plato no es tanta cantidad como para volver a repetir un día más toda la familia. Estas croquetas de macarrones con queso son ideales para aprovechar el plato de pasta del día anterior que sobró. Además... ¡a los niños les encantan!, ¿qué más se puede pedir?

croquetas de macarrones con queso

Paso 1:

Esta receta está planteada para aprovechar las sobras de la comida del día anterior... en este caso unos macarrones con queso (también valdría cualquier otra elaboración de macarrones, con tomate, con chorizo, etc), por lo que partiremos de un plato de pasta ya cocinado.

Ahora bien, si tienes el capricho de probar esta receta, por supuesto que también puedes elaborarla comenzando desde cero, es decir, cociendo la pasta y haciendo una salsa de queso.

Saca el tupper de macarrones con queso de la nevera un ratito antes de comenzar a trabajar con él, para que pierda un poco de su frío. Si los macarrones son de tamaño pequeñito, no es necesario... pero si son grandes, pártelos en trozos más pequeños. Con que hagas unos cuantos cortes con el cuchillo a groso modo sobre el tupper será suficiente... no es necesario que vayas de uno en uno. Simplemente se trata de romperlos un poco para que luego puedas modelar mejor tus croquetas.

Paso 2:

Pela la cebolla y pícala en brunoise fina, es decir, en pequeños daditos. Cuanto más finos mejor.

Paso 3:

Acerca una cacerola al fuego con la mantequilla. Cuando comience a derretirse incorpora la cebolla y deja que se haga a fuego suavecito... para que no se queme.

Paso 4:

Cuando la cebolla ya esté blanda y un poco transparente, lo que le llevará entre 5 y 7 minutos aproximadamente, añade la harina y mueve bien para que se tueste un poco. Ojo, ten cuidado porque la harina se quema enseguida.

Paso 5:

Ve añadiendo poco a poco la leche... que no debe estar fría sino un poco tibia. Con haberla calentado un poco en un cazo, o bien un minuto en el microondas será suficiente.

Paso 6:

Pon al punto de sal, pimienta negra recién molida y un poco de nuez moscada sin dejar de remover, hasta que vaya cogiendo forma tu bechamel. Ten paciencia, porque para hacer estas croquetas de macarrones con queso necesitarás una bechamel un poco espesa.

Paso 7:

Cuando prácticamente ya tenga la textura adecuada, añade los macarrones con queso y remueve para que se integre todo muy bien.

Paso 8:

Retira del fuego y deja enfriar. Lo ideal es que enfríe durante varias horas en la nevera.

Paso 9:

Una vez que la masa ya está fría y compacta, forma las croquetas.

Paso 10:

Pásalas por huevo batido y después, por pan rallado.

Paso 11:

Acerca una sartén al fuego con abundante aceite. Cuando esté caliente, ve friendo por tandas tus croquetas de macarrones con queso hasta que estén doraditas por todos los lados. Sácalas y pásalas a un papel absorbente.

Presentación:

Sirve tus croquetas de macarrones con queso inmediatamente... y disfrútalas mientras están bien calentitas.

croquetas de macarrones con queso

Sugerencia:

No dudes en emplear leche entera DIA a la hora de hacer la bechamel de estas croquetas de macarrones con queso. Y si quieres unas croquetas aún más sabosas, añade a la cebolla un poco de bacón ahumado picado muy finito.

Alternativa:

Te proponemos unas deliciosas croquetas de macarrones con queso pero, por supuesto, que estas croquetas también se pueden convertir en croquetas de cualquier otro tipo de pasta: espaguetis (tendrás que cortarlos), espirales, tiburones, etc.