abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Cubitos de pizza

Receta de: Panes y masas
Plato: Aperitivos y tapas, Plato caliente, Primer plato
Cocina: Internacional, Moderna, Para niños
Fácil
< 20
151-300
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Masa o base de pizza (1 ud)
  • Harina
  • Tomate frito (40 ml)
  • Queso mozzarella (40 gr)
  • Albahaca (fresca)
  • Masa o base de pizza (2 uds)
  • Harina
  • Tomate frito (80 ml)
  • Queso mozzarella (80 gr)
  • Albahaca (fresca)
  • Masa o base de pizza (3 uds)
  • Harina
  • Tomate frito (120 ml)
  • Queso mozzarella (120 gr)
  • Albahaca (fresca)
Elaboración

Estos cubitos de pizza son una sabrosa y originalísima cena o tapa que encandilará a todo el mundo, sobre todo a los niños. Sigue esta receta o haz varios rellenos diferentes: puedes usar tus ingredientes favoritos ¡y estarán igualmente ricos!

Paso 1:

Para empezar, precalienta el horno a 180°C de manera que esté listo cuando vayas a meter tus cubitos de pizza

Paso 2:

Saca la masa de base de pizza del envase y extiéndela sobre la superficie de trabajo. Espolvoréala con harina de trigo para que no se pegue y, a continuación, extiéndela con un rodillo para hacerla más amplia y de menor grosor. Debe quedar una lámina fina de masa.

Paso 3:

Con ayuda de un cortapizzas rodante o de un cuchillo muy bien afilado, corta la base de pizza por la mitad. Esparce más harina sobre cada una de las mitades.

Paso 4:

Coge una cubitera de hielo que esté perfectamente limpia y seca y extiende una de las mitades de masa de pizza sobre ella, insistiendo en los agujeros para que la masa llegue hasta el fondo  y respete la forma de la cubitera.

Paso 5:

Cubre el fondo de los cubitos de masa con tomate frito. A continuación, reparte por los huecos el queso mozzarella rallado. Distribuye una hojita de albahaca fresca por cubito.

Paso 6: 

Humedécete los dedos y pásalos por los bordes de los cubitos. A continuación, sécate las manos, coge la otra mitad de la base de pizza y colócala encima, insistiendo para unirla por la zona de los bordes de los cubitos que acabas de humedecer. Desmolda la masa de pizza y recorta los bordes sobrantes.

Paso 7:

Con ayuda de nuevo del cortapizzas o del cuchillo afilado, recorta los cubitos para separarlos entre sí. A continuación, utiliza un tenedor para presionar sus púas contra los bordes; de esta manera los sellarás y evitarás que se escape el relleno.

Paso 8:

Reparte los cubitos sobre una bandeja de horno y mételos a calentar en el horno precalentado a 180°C. Deja que se horneen durante 10 minutos o hasta que veas la superficie de la masa de pizza dorada y crujiente. En ese momento, retira la bandeja del horno.

Presentación:

¡Ya están listos estos deliciosos cubitos de pizza! Sírvelos recién hechos y disfruta del contraste entre el crujiente de la superficie y la suave cremosidad del queso fundido en el interior.

Sugerencia:

Para que el relleno de tus cubitos de pizza resulte absolutamente jugoso, no dudes en utilizar una bolsa de queso mozzarella rallado de DIA. ¡Práctico y riquísimo!