Dátiles con queso de cabra, miel y frutos secos
Receta de: Bebidas y lácteos, Verduras y frutas
Plato: Aperitivos y tapas, Entrantes, Plato frío, Primer plato
Cocina: Internacional, Ligera, Moderna, Para niños
+Fácil
20-30
151-300
€€
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Dátiles (6 ud.)
  • Queso de cabra (50 gr.)
  • Queso cremoso (1 cucharada)
  • Lima (ralladura)
  • Miel (1 cucharada)
  • Pistachos (25 gr.)
  • Dátiles (12 ud.)
  • Queso de cabra (100 gr.)
  • Queso cremoso (1 cucharada)
  • Lima (ralladura)
  • Miel (2 cucharadas)
  • Pistachos (50 gr.)
  • Dátiles (18 ud.)
  • Queso de cabra (150 gr.)
  • Queso cremoso (2 cucharadas)
  • Lima (ralladura)
  • Miel (3 cucharadas)
  • Pistachos (75 gr.)
Elaboración

Esta receta está pensada para deportistas, ya que los dátiles son una fruta seca que aporta muchos nutrientes y contiene una notable cantidad de azúcar. El queso es un complemento proteico perfecto, que además proporciona calcio y magnesio. Y la elaboración es tan sencilla que no necesitaremos ni fuego.

Paso 1.- 

Lo ideal es comprar dátiles sin hueso, pero si no los encontramos tampoco es muy difícil quitárselo. Para ello, los cortamos por la mitad de forma longitudinal y les quitamos la semilla interior.

Paso 2.-

En un bol vamos a preparar nuestro relleno. Primero cortamos la corteza de nuestro rulo de queso de cabra y cortamos en trozos el resultado para ponerlos en el bol. Agregamos miel al gusto –aunque con dos cucharadas soperas para esta cantidad es suficiente-; rallamos piel de lima e incorporamos queso crema light –por aquello de no aportar calorías extra-.

Paso 3.-

Es el momento de mezclar bien porque queremos obtener una pasta homogénea. Lo mejor es hacerlo con una varilla para que se vayan integrando todos los elementos.

Paso 4.-

Con la ayuda de una cucharita pequeña iremos rellenando cada mitad de dátil y tapando con otra mitad, a modo de bocadillo. Haremos lo mismo con el resto de dátiles hasta tener todos rellenos.

Paso 5.-

Para finalizar el plato, serviremos los dátiles y les añadiremos unos pistachos pelados y picados, aunque podéis elegir el fruto seco que más os guste: la combinación con el dátil y el queso hace que piñones, nueces, almendras, avellanas o anacardos le vayan muy bien a esta receta. Acabamos rallando un poco de lima. ¡Y ya lo tenemos terminado!