abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Eisbein o codillo a la prusiana

Receta de: Carnes
Plato: Plato caliente, Plato único, Segundo plato
Cocina: Internacional, Para niños, Sin gluten, Tradicional
Eisbein o codillo a la prusiana
Media
50 >
301-500
€€
Eisbein o codillo a la prusiana
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Codillo (1 codillo de cerdo entero)
  • Zanahoria (2 uds.)
  • Apio (media rama)
  • Cebolla (1 ud.)
  • Puerro (medio)
  • Ajo (2 dientes)
  • Laurel (1 hoja)
  • Patatas (2 uds.)
  • Pimienta negra en grano
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Cerveza (125 ml.)
  • Aceite de oliva
  • Codillo (2 codillos de cerdo enteros)
  • Zanahoria (3 uds.)
  • Apio (1 rama)
  • Cebolla (2 uds.)
  • Puerro (1 ud.)
  • Ajo (3 dientes)
  • Laurel (2 hojas)
  • Patatas (3 uds.)
  • Pimienta negra en grano
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Cerveza (250 ml.)
  • Aceite de oliva
  • Codillo (3 codillos de cerdo enteros)
  • Zanahoria (5 uds.)
  • Apio (2 ramas)
  • Cebolla (3 uds.)
  • Puerro (uno y medio)
  • Ajo (5 dientes)
  • Laurel (3 hojas)
  • Patatas (5 uds.)
  • Pimienta negra en grano
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Cerveza (375 ml.)
  • Aceite de oliva
Elaboración

El eisbein o codillo a la prusiana es uno de los platos más populares de Alemania, especialmente en Berlín, aunque se prepara en numerosos países del este de Europa… e incluso China, aunque eso sí, de formas muy diferentes. Si quieres adentrarte en los sabores más germanos, acompáñalo de chucrut, puré de guisantes o puré de patatas.

Paso 1:

Limpia los codillos de grasa, nervios… y retira los restos de piel si tuviera.

Paso 2:

Pela las zanahorias y la cebolla y pártelos en trozos grandes. Limpia el puerro, quitando las raíces, las hojas exteriores y la parte más verde, y corta también en trozos grandes el corazón más blanquito. Lava el apio y pártelo también. Rompe con el envés del cuchillo ligeramente los ajos… pero no los despojes de su piel.

Paso 3:

Acerca una olla grande con agua al fuego y pon los codillos, sin sal, con las verduras que has partido, los granos de pimienta y las hojas de laurel. El agua debe cubrir perfectamente los codillos y quedar 2 o 3 dedos por encima. Deja cocer a fuego medio-alto durante 2 horas. Si lo haces en la olla exprés, una hora de cocción será suficiente.

Paso 4: 

Pasada una hora de cocción… añade las patatas peladas y cortadas en trozos grandes. A las dos horas de cocción, pincha los codillos… si están tiernos y la carne se separa del hueso con facilidad, es que están listos. Si no es así, deja cocer un rato más.

Paso 5:

Cuando los codillos estén hechos, sácalos y reserva.

Paso 6:

Coloca los codillos en una fuente de horno. Báñalos con la cerveza, añade un poco de sal y pimienta recién molida por encima, y mete al horno, precalentado a 200°, durante 40 minutos. A mitad de este tiempo, dales la vuelta a los codillos y, de vez en cuando, riega con más cerveza o con un poco del caldo de la cocción.

Presentación:

Sirve tu codillo recién hecho y adórnalo con alguna hierba aromática como un poco de tomillo o de romero. Puedes acompañar este codillo con unas patatas fritas (un acompañamiento sencillo e irresistible). También puedes preparar un puré de patata con las patatas de la cocción del codillo. Claro que, si quieres que el menú sea completamente germano… sirve este plato con un delicioso chucrut.

Sugerencia:

Sea como sea, prepara este plato con cerveza marca DIA, una cerveza rubia, lager, ligera, fresca… pero llena de sabor. Dará un toque especial a tu guiso. Y aunque ya sabemos que el alcohol se evapora durante el cocinado… si hay niños… puedes optar sin ningún problema por la cerveza rubia