abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Empanadillas de chipirones picantes - vídeo receta

Receta de: Panes y masas, Pescados y mariscos
Plato: Aperitivos y tapas, Entrantes, Plato caliente, Plato único
Cocina: Moderna, Tradicional
Fácil
301-500
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Chipirones (rellenos Delicious 1 lata)
  • Masa para empanadillas (8 obleas)
  • Guindilla (fresca al gusto)
  • Vinagre balsámico de Módena (en crema Delicious 1 cucharada)
  • Alcaparras (1 cucharada)
  • Aceite de girasol
  • Mezclum
  • Chipirones (rellenos Delicious 2 latas)
  • Masa para empanadillas (16 obleas)
  • Guindilla (fresca al gusto)
  • Vinagre balsámico de Módena (en crema Delicious 2 cucharadas)
  • Alcaparras (2 cucharadas)
  • Aceite de girasol
  • Mezclum
  • Chipirones (rellenos Delicious 3 latas)
  • Masa para empanadillas (24 obleas)
  • Guindilla (fresca al gusto)
  • Vinagre balsámico de Módena (en crema Delicious 3 cucharadas)
  • Alcaparras (3 cucharadas)
  • Aceite de girasol
  • Mezclum
Elaboración

Un aperitivo delicioso tanto frío como caliente. Puedes sacar una fuente llena de estas empanadillas de chipirones picantes a tus comensales hambrientos mientras esperas a que se haga el plato fuerte de la celebración. Y, cuando pase la navidad, simplemente cambia los moldes de empanadilla navideños por otros más discretos. ¡Y estarán igualmente ricas!

Paso 1:

Saca los chipirones de sus latas, escúrrelos (no tires el líquido, ¡está muy sabroso!) y pica los chipirones en brunoise, es decir, en daditos pequeños. Resérvalos en un recipiente aparte.

Paso 2:

 Escurre las alcaparras y pícalas también lo más finamente que puedas. En cuanto a las guindillas frescas, sé prudente. Si van a ser unas empanadillas compartidas, ten en cuenta que no a todo el mundo le gusta el picante; ¡incluso hay gente que no lo soporta! Escoge la cantidad de guindilla teniendo todo eso en cuenta y pícala igualmente en los trocitos más diminutos que puedas. Con la guindilla es especialmente importante porque un trocito un poco más grande puede ser una desagradable sorpresa en un bocado.

Paso 3:

Agrega las guindillas picadas y las alcaparras también picadas al recipiente en el que estaban los chipirones y remueve hasta mezclarlos bien y obtener una pasta homogénea. Si el resultado es excesivamente seco, puedes añadir una pizca del líquido de la conserva de los chipirones, pero ten mucho cuidado. Un relleno demasiado hidratado podría humedecer excesivamente la masa de las empanadillas e impedir un resultado crujiente.

Paso 4:

Separa cuidadosamente las obleas de masa de empanadilla. Recorta las diferentes formas que le vas a dar a las empanadillas con los moldes cortapastas. Extiende una oblea sobre la superficie de trabajo y deposita una pequeña cantidad de masa. Puedes pincelar los bordes con un poquito de huevo batido para que se adhiera mejor, pero no es imprescindible. Cubre con otra oblea de la misma forma, haciendo coincidir los bordes, y presiona para eliminar todo el aire posible del interior y que los bordes se peguen. Para asegurarte de que no se va a abrir la empanadilla, usa un tenedor para hacer suaves muescas sobre todo el borde de la empanadilla. 

Paso 5:

Llena un cazo o sartén de paredes altas de aceite de girasol y ponlo a fuego alto. Cuando esté bien caliente, fríe las empanadillas en pequeñas tandas. Se fríen muy rápido: un minuto por cada lado y estarán listas. Sácalas y escurre el exceso de aceite sobre papel de cocina.

Presentación:

Sirve tus empanadillas de chipirones picantes recién hechas y salpícalas de Aceto Balsámico en crema Delicious. Acompáñalas de diferentes salsas para mojar.

Sugerencia:

Tus empanadillas de chipirones picantes tendrán el relleno más rico posible si empleas los chipirones rellenos en aceite de o