abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Endibias gratinadas

Receta de: Verduras y frutas
Plato: Entrantes, Plato caliente, Primer plato
Cocina: Ligera, Tradicional
Endibias gratinadas
Fácil
20-30
151-300
Endibias gratinadas
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Endibias (4 uds.)
  • Jamón de york (4 lonchas)
  • Queso curado (u otro para gratinar, 100 gr)
  • Nata para cocinar (75 ml. )
  • Cebolleta (1)
  • Mantequilla (25 gr. )
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Endibias (8 uds.)
  • Jamón de york (8 lonchas)
  • Queso curado (u otro para gratinar, 200 gr)
  • Nata para cocinar (150 ml. )
  • Cebolleta (1)
  • Mantequilla (50 gr. )
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Endibias (12 uds.)
  • Jamón de york (12 lonchas)
  • Queso curado (u otro para gratinar, 300 gr)
  • Nata para cocinar (225 ml. )
  • Cebolleta (2)
  • Mantequilla (75 gr. )
  • Pimienta negra
  • Sal
Elaboración

Una cena ligera, una alternativa a la clásica ensalada, un entrante perfecto. Estas endivias gratinadas son un plato muy sencillo que puedes ir variando a tu gusto. Por ejemplo, incorporando otros ingredientes y especias para darle un estilo personal.

Paso 1:

Corta las endivias por la mitad y blanquéalas, es decir, sumérgelas en agua hirviendo durante unos segundos, hasta que veas que se enternecen. Y es que el objetivo de este método de cocción es que las endivias queden tiernas y se les quite el amargor que las caracteriza. Cuando estén listas, envuelve cada endivia con una loncha de jamón York y reserva.

Paso 2:

Ahora la salsa. Prepara una cazuela con la mantequilla y ponla a calentar. Mientras, pica la cebolleta en trozos finitos e incorpora a la cazuela para que se vaya haciendo (si no tienes cebolleta, te valdrá cebolla, una chalota o un poquito de puerro). Cuando esté cogiendo colorcito añade la nata y deja reducir unos minutos hasta que la salsa quede más espesa, es decir, que cueza unos minutos (sin tapar la cazuela) y así la salsa tendrá más cuerpo. El último toque: ¡echa sal y pimienta a tu gusto!

Paso 3:

Coloca los rollitos en una fuente de horno y cubre generosamente con la salsa de nata y espolvorea con el queso para gratinar (puede ser curado rallado, un parmesano…). Mete en el horno hasta que quede doradito.

Presentación:

Si eliges para hornear tus endivias recipientes individuales, después podrás servirlos directamente a la mesa ya que, si usas una fuente grande para hacer varias raciones, ten en cuenta que al repartir el resultado no será tan estético… eso sí, ¡igual de delicioso!

Sugerencia:

Prueba el queso curado DIA y su nata para cocinar con los que hemos elaborado esta receta. ¡Quedan perfectos!

Blanquear, un útil método de cocción:

En este caso utilizamos esta técnica culinaria para favorecer que la verdura esté más tierna. Pero este método de cocción puedes usarlo en muchos otros casos: para ayudarte a quitarle la piel de vegetales o frutos secos, por ejemplo el tomate. También para quitar impurezas o el exceso de sal. El ‘blanqueado’ puede durar desde solo unos segundos hasta un par de minutos, dependiendo del ingrediente. Algunos chefs aconsejan enfriar después el ingrediente en agua helada para detener la cocción del alimento en el tiempo justo.