abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario
Enrollado de pollo
Receta de: Aves
Plato: Plato caliente, Segundo plato
Cocina: Moderna
Enrollado de pollo
Media
50 >
151-300
€€
Enrollado de pollo
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
El pollo es una de las carnes que más me gustan, preparándolo bastante a menudo, pero siempre intentando hacer variaciones a la hora de cocinarlo. El enrollado de pollo es una de las recetas preferidas de toda la familia. Lleva su tiempo cocinarlas, pero los pasos, aunque son varios, son sencillos de realizar. Prueba a hacer esta receta porque es realmente rica. Para hacer este plato se limpian y se abren bien las pechugas y las salpimentamos. Hecho esto se le coloca encima a cada pechuga las tiras de tocineta, unas rodajas de huevo, jamón, una cucharada de aceitunas y una de alcaparras, el queso y se finaliza colocando algunas tiras de pimentón que hemos cortado anteriormente en juliana. Se enrollan con cuidado las pechugas y se atan a modo que no se les salga el relleno. Lo puedes hacer con palillos o con un hilo. Se salpimienta por fuera y se le colocan unos ajos y el pimiento picante picados muy finitos. En una olla o cacerola se pone un chorrito de aceite a calentar con el azúcar, luego se agrega la cebolla cortada en juliana fina y se cocina todo hasta que esté bien dorado. Después se retira la cebolla y la reservamos. En la cacerola con el aceite se colocan las pechugas y se dejan dorar, dándoles vuelta para que tomen un bonito y uniforme color tostado. Cuando ya estén hechas, se vuelve a colocar la cebolla que se había reservado y se baña todo con el vino blanco. En caso que no cubra el líquido la mitad de las pechugas, añadimos la cantidad suficiente de agua hasta llegar a ese nivel. A fuego lento se dejan cocer la pechuga al menos por 40 minutos. Luego se retiran los rollos y los colocamos en una fuente. La salsa se lleva a la batidora y colamos sino queremos que nos queden residuos sólidos. Los enrollados de pollo se pican a la mitad, se bañan con la salsa... ¡y listo! Para variar un poco los sabores... a veces le agrego unas rodajas de chorizo en vez del jamón. También con queso feta queda muy rico.