abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Falafel

Receta de: Legumbres
Plato: Aperitivos y tapas, Entrantes, Plato caliente, Primer plato
Cocina: Internacional, Ligera, Para llevar, Sin gluten
Falafel
Fácil
20-30
151-300
Falafel
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Garbanzos (175 gr)
  • Ajo (1 diente)
  • Cebolla (1/2 ud)
  • Perejil seco (1/2 cucharadita)
  • Comino (1/2 cucharadita)
  • Yogur (1 ud)
  • Ajo seco molido (1/4 cucharadita)
  • Cebolla en polvo (1/4 cucharadita)
  • Perejil seco (1/2 cucharadita)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Garbanzos (350 gr )
  • Ajo (2 dientes)
  • Cebolla (1 ud)
  • Perejil seco (1 cucharadita)
  • Comino (1 cucharadita)
  • Yogur (2 uds)
  • Ajo seco molido (1/2 cucharadita)
  • Cebolla en polvo (1/2 cucharadita)
  • Perejil seco (1 cucharadita)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Garbanzos (500 gr)
  • Ajo (3 dientes)
  • Cebolla (1 y 1/2 ud)
  • Perejil seco (1 y 1/2 cucharadita)
  • Comino (1 y 1/2 cucharadita)
  • Yogur (3 uds)
  • Ajo seco molido (1 cucharadita)
  • Cebolla en polvo (1 cucharadita)
  • Perejil seco (1 y 1/2 cucharaditas)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva vírgen extra
Elaboración

Si el kebab se ha llevado la fama de la comida rápida de Oriente Medio por excelencia es porque no tanta gente ha probado el falafel. Estas deliciosas albóndigas hechas a base de garbanzos triturados son un aperitivo exquisito, sin grasas saturadas y, además ¡vegetariano! Y, si no los acompañas con salsa de yogur, pueden ser perfectamente aptos para veganos e intolerantes a la lactosa. ¡Una receta imbatible!

Paso 1:

La noche anterior, pon los garbanzos a remojar dentro de un bol de tamaño grande y con suficiente agua para que no se queden secos a la mitad. Añade un poco de sal.

Paso 2:

Pela el ajo y pícalo lo más finamente posible. Pela la cebolla, córtala por la mitad y, apoyando la parte plana en la tabla de cocina, pícala en una fina brunoise, es decir, en daditos muy pequeños. 

Paso 3:

Escurre los garbanzos con ayuda de un colador y colócalos en el vaso de la batidora o en el robot de cocina. Ten en cuenta que no están cocinados, así que triturarlos resultará un poco trabajoso. Insiste hasta que obtengas una sustancia con la textura de una harina de grano gordo.

Paso 4:

En cuanto los garbanzos estén ya bien triturados, échalos en un bol. A continuación, agrega a ese bol el ajo y la cebolla finamente picados. Incorpora, además, el comino molido junto al perejil seco. Remueve para que todo se mezcle de manera homogénea. Puedes usar una cuchara, pero obtendrás mejores resultados (¡y es más divertido!) con las manos. Pon a punto de sal y sazona también con un poquito de pimienta.

Paso 5:

Coge porciones de masa con las manos y dales forma de bola, ni muy grande ni muy pequeña. Ve reservándolas en una fuente aparte.

Paso 6:

Vierte abundante aceite de oliva virgen extra en una sartén honda o un cazo y ponla a fuego alto. Cuando el aceite esté caliente, empieza a freír por tandas tus bolas de masa de falafel. A medida que adquieran un bonito color dorado, ve sacándolos con una espumadera y dejando que reposen sobre un papel absorbente para escurrir el exceso de aceite.

Paso 7:

Vierte en un bol la salsa de yogur y sazónala con ajo molido, cebolla seca en polvo y más perejil.

Presentación:

Sirve tus falafel recién hechos y acompañados por un recipiente con la salsa de yogur para que cada comensal pueda bañarlos en salsa a su gusto. ¡Delicioso!

Sugerencia:

No dudes en hacer tus falafel con garbanzos DIA. Notarás la diferencia en cuanto a textura y sabor.