Flan tradicional
Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Internacional
+Fácil
< 20
151-300
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Huevos (3)
  • Nata para cocinar (2 bricks)
  • Esencia aroma de vainilla (2 cucharaditas)
  • Canela molida (Una pizca)
  • Caramelo líquido
  • Huevos (6)
  • Nata para cocinar (4 bricks)
  • Esencia aroma de vainilla (4 cucharaditas)
  • Canela molida (Una pizca)
  • Caramelo líquido
  • Huevos (9)
  • Nata para cocinar (6 bricks)
  • Esencia aroma de vainilla (6 cucharaditas)
  • Canela molida (Una pizca)
  • Caramelo líquido
Elaboración

      El flan nace de la tradición romana. Los romanos intercambiaban gallinas por bienes materiales. En un punto no sabían que hacer con los huevos que daban estas gallinas. 

      Así nace la receta del flan, de la reutilización del huevo. Se empezó a tomar en la cuaresma, acompañado de caramelo y otras frutas variadas. Sin duda estamos ante uno de los postres más conocidos en el mundo.

      Para su elaboración necesitamos seguir los siguientes pasos: 

      Paso 1. Precalentar el horno a 175ºC. Engrasar ligeramente 6 moldes individuales de 180ml tipo ramekín y colocar en una placa para horno cuyos bordes tengan la misma altura que los moldes.

      Paso 2. Con cuidado verter el caramelo líquido en los moldes preparados y dejar enfriar 15 minutos.

      Paso 3. Para preparar el natilla, batir los huevos con el 1/3 de taza restante de azúcar, luego agregar batiendo la crema, la vainilla y la canela. Verter la mezcla en los moldes (la canela debe flotar en la superficie). Verter agua hirviendo alrededor de moldes hasta cubrir, al menos, a la mitad de la altura de estos. Hornear 25-30 minutos, hasta que los flanes estén firmes en los bordes, pero aún blandos en el centro. Dejar enfriar 20 minutos dentro de la placa, luego retirar los moldes para dejarlos enfriar a temperatura ambiente antes de refrigerarlos, por lo menos 3 horas.

     Paso 4. Para servir, deslizar un cuchillo o una espátula alrededor de los bordes internos de cada molde para liberar el flan. Colocar un plato de postre sobre la superficie de cada molde e invertir. Levantar el molde y servir. Los flanes se conservarán en la heladera hasta por 2 días.

     Existen muchísimas versiones de este postre, pero está claro que como la tradicional ninguna. Una receta que tiene miles de años de historia y que sigue vigente en todos los restaurantes y supermercados. Aprenderla es fácil y así sacarás tu lado más goloso. ¡Disfrútala en buena compañía!

      Si quieres aprender más sobre postres que pueden sacar tu lado más goloso pincha . También tenemos miles de fórmulas para aprender a hacer