abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Focaccia

Receta de: Panes y masas
Plato: Tostas y bocadillos
Cocina: Internacional
Focaccia
Media
50 >
151-300
Focaccia
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Patatas (media)
  • Harina (250 gr.)
  • Sal (15 gr.)
  • Levadura de panadería (1,5 gr.)
  • Agua (125 ml.)
  • Azúcar (una pizca)
  • Aceite de oliva (2 cucharadas)
  • Patatas (1 ud. mediana)
  • Harina (500 gr.)
  • Sal (30 gr.)
  • Levadura de panadería (3 gr.)
  • Agua (250 ml.)
  • Azúcar (media cucharilla)
  • Aceite de oliva (4 cucharadas)
  • Patatas (una y media)
  • Harina (750 gr.)
  • Sal (45 gr.)
  • Levadura de panadería (4,5 gr.)
  • Agua (375 gr.)
  • Azúcar (1 cucharilla)
  • Aceite de oliva (6 cucharadas)
Elaboración

La focaccia… que significa hogaza en italiano, es una especie de pan plano muy aromático… ya que se cubre con hierbas aromáticas y otros elementos, como tomate seco entre otros productos. …de hecho, en ocasiones se ponen tantos ingredientes en este pan plano… que llega a parecer más una pizza que un pan. Eso sí, la cobertura, por rica y sabrosa que sea, nunca debe enmascarar al verdadero protagonista de este pan: su masa. Para que sea deliciosa no debes saltarte pasos ni tener prisa, es importante utilizar masa prefermentada, y después, volver a fermentarla. Su grosor ideal es de entre 2,5 y 3 centímetros.

Paso 1:

Cuece la patata en agua abundante hasta que esté blanda. Asegúrate de que está bien blanda y cocida por dentro pinchándola con un cuchillo. Después, Pélala  y machácala en un bol con la ayuda de un tenedor.

Paso 2:

Mezcla la levadura con un poco de agua templada y el azúcar… y deja reposar a esta mezcla durante 10 minutos.

Paso 3:

Pasado ese tiempo, pon en un bol amplio la harina con la sal. Añade el puré de patata y añade también en el agua con la levadura. Incorpora también el resto del agua y el aceite. Amasa todo bien hasta que se haya amalgamado todo el conjunto. Forma una especie de pelota y colócala en un bol impregnado de aceite. Tapa con un plástico film o con un paño húmedo y deja levar, es decir, deja en reposo la masa durante al menos una hora, para que fermente y desarrolle sus propiedades. La masa debe doblar su tamaño.

Paso 4:

Pon un poco de aceite sobre tu encimera y coloca tu masa. Desgasifícala ligeramente… es decir, amásala un poco para que se liberen los gases que se habrán formado en el interior de tu masa.

Paso 5:

Engrasa con aceite de oliva una bandeja de horno de unos 35x25 cm y coloca la masa dentro extendiéndola con las manos. Ahora toca condimentar tu masa con tomate, o simplemente con aceite, un poco de sal y las hierbas que quieras: orégano, tomillo, romero, etc… Una vez que la hayas condimentado, deja levar de nuevo tu masa cubierta con papel film. De nuevo, debe volver a crecer.

Paso 6:

Precalienta el horno 200° y, cuando esté bien caliente, mete tu focaccia. Debes hornearla durante 20 o 25 minutos, alargando la cocción si fuera necesario para que se dore bien. Una vez que lo saques, deja enfriar sobre una rejilla.

Presentación:

Sirve tu focaccia una vez que ya esté fria, o al menos templada… ¡y a comer!. Este pan lo puedes tomar acompañando una comida, pero está tan rico que también lo puedes tomar solo. Delicioso.

Sugerencia:

Prueba a hacer esta focaccia con la harina de trigo marca DIA, es deliciosa y dará un resultado estupendo en una receta de pan como ésta. ¡Ah! y un truco para que cualquier receta de repostería o de pan quede ligera y esponjosa es tamizar la harina antes de utilizarla. Tamizar la harina significa pasar la harina por un tamiz o colador de trama fina. Así, logras airear la harina y que quede más suelta… y eso se nota en el resultado final de la receta.