abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Galletas caseras corazón

Receta de: Postres y dulces
Plato:
Cocina:
Galletas caseras corazón
Fácil
50 >
€€
Galletas caseras corazón
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Os voy a contar como preparar unas ricas galletas caseras de corazón como las que podemos comprar en cualquier supermercado o pastelería para ese día solo que más buenas, porque no hay nada como lo casero y elaborado por tí misma. Estas galletas son el perfecto acompañante de un buen café o té, tu chico, tus amigas o familiares y tu. ¡Disfrutar! Para su elaboración: En un bol mezclaremos con las manos la harina, el azúcar, la mantequilla reblandecida, el huevo, la sal y las especias hasta obtener una masa homogénea. Las envolveremos con film transparente y dejaremos reposar una hora en la nevera. Extenderemos la masa con rodillo sobre la mesada ligeramente enharinada hasta obtener un grosor de 4 mm aproximadamente y cortarla en forma de corazones con un cortapastas. Colocaremos las galletitas en una asadera para horno con papel manteca y las vamos a hornear durante 10 minutos a 180º centígrados. Las dejaremos enfriar antes de retirarlas de la asadera y las vamos a rellenar con el dulce o crema de frutas rojas. Podemos espolvorearlas por los costados con coco rallado. Elaboración del dulce de frutas rojas: Vamos a verter el agua en una cacerola pequeña y herviremos. Añadiremos el agar-agar en polvo o gelatina, removeremos hasta que se disuelva y dejaremos hervir unos 2 minutos. Retiraremos del fuego, agregaremos el puré de frutas, el azúcar y mezclaremos. Volveremos a colocar la preparación al fuego dejándola hervir unos 2 minutos más. Dejaremos enfriar y cuando el dulce tome consistencia al tacto rellenar las masitas. ¡Buenísimas las galletas caseras de corazón! CONSEJOS: -Si no consigues alguna de las frutas naturales dadas en la receta puedes reemplazarlas por otras como ser mango, piña, etc. -No amasar la masa solamente mezclarla hasta que los ingredientes se integren bien. -Emplear lo indispensable de harina al estirar la masa con rodillo para evitar que queden duras. -No sobrepasar el tiempo de cocción para que queden blanquitas. No deben dorarse.