abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Galletas de manzana con merengue

Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Ocasiones especiales, Para niños
Galletas de manzana con merengue
Media
41-50
301-500
€€
Galletas de manzana con merengue
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Huevos (claras 2 uds)
  • Azúcar glas (100 gr)
  • Colorante (verde 2 gotas)
  • Harina (150 gr)
  • Azúcar (140 gr)
  • Mantequilla (90 gr)
  • Huevos (S 1 ud)
  • Levadura en polvo (1/4 cucharadita)
  • Yogur (natural 50 gr)
  • Canela molida (1/2 cucharadita)
  • Nuez moscada (1/4 cucharadita)
  • Manzana (deshidratada 75 gr)
  • Azúcar glas (100 gr)
  • Agua (100 ml)
  • Huevos (claras 4 uds)
  • Azúcar glas (200 gr)
  • Colorante (verde 4 gotas)
  • Harina (300 gr)
  • Azúcar (280 gr)
  • Mantequilla (180 gr)
  • Huevos (M 1 ud)
  • Levadura en polvo (1/2 cucharadita)
  • Yogur (natural 100 gr)
  • Canela molida (1 cucharadita)
  • Nuez moscada (1/2 cucharadita)
  • Manzana (deshidratada 150 gr)
  • Azúcar glas (100 gr)
  • Agua (100 ml)
  • Huevos (claras 6 uds)
  • Azúcar glas (300 gr)
  • Colorante (verde 6 gotas)
  • Harina (450 gr)
  • Azúcar (420 gr)
  • Mantequilla (270 gr)
  • Huevos (S 2 uds)
  • Levadura en polvo (1 cucharadita)
  • Yogur (natural 150 gr)
  • Canela molida (1 y 1/2 cucharaditas)
  • Nuez moscada (1 cucharadita)
  • Manzana (deshidratada 220 gr)
  • Azúcar glas (100 gr)
  • Agua (100 ml)
Elaboración

Un horno y una manga pastelera son todos los utensilios que necesitas para hacer estas originalísimas galletas de manzana con merengue. ¿Has visto qué pinta tan dulce y mullida? No dudes en elaborarlas para una merienda especial y asombrar a todo el que las pruebe con su contraste de texturas. ¿Es una rica galleta especiada o un delicado merengue? ¡Las dos cosas a la vez!

Paso 1:

Lo primero es elaborar la cobertura de merengue puesto que tiene que permanecer largo rato secándose en el horno. Precaliéntalo a 90ºC y asegúrate de que las claras de huevo llevan reposando en la nevera desde el día anterior. Viértelas en un recipiente que pueda albergar el triple de su tamaño original, añade las gotas de colorante y empieza a montarlas con ayuda de unas varillas eléctricas. Cuando comiencen a espumar, añade poco a poco la mitad del azúcar. 

Paso 2:

Antes de que las claras lleguen al punto de nieve termina de incorporar el azúcar y sigue batiendo. El merengue debe tener un volumen muy superior al original y ser de un color sólido y una textura esponjosa. A estas alturas ha de quedarse adherido a las varillas sin caer hacia abajo.

Paso 3:

Envuelve en papel de aluminio una bandeja de horno y cúbrela con una fina película de aceite. Prepara una manga pastelera con una boquilla rizada e introduce en ella el merengue montado. Sosteniendo la boquilla en vertical sobre la bandeja, presiona suavemente la manga y haz montículos del tamaño que desees que tengan tus galletas. Da rienda suelta a tu creatividad respecto al diseño pero procura que sean todos del mismo tamaño para que se sequen uniformemente.

Paso 4:

Cuando hayas moldeado todo el merengue, mete la bandeja en el horno y ármate de paciencia: el secado puede prolongarse incluso 4 horas. A partir de la hora y media, sin embargo, empieza a ojearlo de vez en cuando para asegurarte de que todo va bien y el merengue no se está tostando: a veces los hornos pueden ser traicioneros en temperaturas bajas. Prueba a abrir ligeramente la puerta si no consigues que baje de unos determinados grados.

Paso 5:

Ahora es el turno de las galletas. Tamiza la harina, la levadura y las especias y mézclalas junto al azúcar en un mismo recipiente. 

Paso 6:

Agrega la mantequilla en pomada (a temperatura ambiente) e intégrala con los dedos, intentando que la masa no se apelmace. Después añade los huevos unos por uno, batiendo hasta que quede mezclado de manera uniforme antes de echar el siguiente, y después agrega el yogur. Termina con los trocitos de manzana deshidratada, mezclándolos cuidadosamente con las manos.

Paso 7:

Precalienta el horno a 180ºC (si no cuentas con dos aparatos deberás esperar a que terminen de hacerse los merengues). Cubre una bandeja de horno con papel sulfurizado, coge bolitas de masa y aplástalas sobre el papel para darles forma de galleta. Asegúrate de que hay suficiente distancia entre una y otra para que tengan espacio para crecer. Mételas en el horno de 10 a 15 minutos, hasta que observes que estén doradas (el olor también dará alguna pista). Sácalas y déjalas enfriar sobre una rejilla.

Paso 8:

Prepara la glasa de azúcar para adherir las dos partes de tu galleta. En un recipiente, mezcla el agua y el azúcar glas y remueve hasta que adquiera consistencia. Con una cucharilla, pon un pegotito de glasa en el centro de la galleta, coge un montículo de merengue y presiónalos con suavidad para que el merengue no se desmigue. Deja secar la glasa.

Presentación:

Dispón tus galletas de manzana con merengue sobre una fuente. Busca colores que armonicen con su tono verde pastel. Espolvorea un poco de azúcar glas por encima y acompáñalas de tu infusión favorita.

Sugerencia:

El secreto de muchas preparaciones reside habitualmente en los productos básicos más humildes. Confía en la harina de trigo DIA para tus galletas de manzana con merengue y otros éxitos reposteros.