Helado de yogur - vídeo receta
Receta de: Bebidas y lácteos, Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Ligera, Para niños
+Fácil
< 20
0-150
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Yogur (griego 250 gr)
  • Miel (50 gr)
  • Muesli (100 gr)
  • Fruta deshidratada (25 gr)
  • Frambuesas (75 gr)
  • Yogur (griego 500 gr)
  • Miel (100 gr)
  • Muesli (200 gr)
  • Fruta deshidratada (50 gr)
  • Frambuesas (150 gr)
  • Yogur (griego 750 gr)
  • Miel (150 gr)
  • Muesli (300 gr)
  • Fruta deshidratada (75 gr)
  • Frambuesas (325 gr)
Elaboración

¿Una merienda o un tentempié sano, fresquito y rico? Ten siempre a mano en tu congelador una bandeja lista de este helado de yogur con muesli, frutas deshidratadas y frambuesas y coge un trocito cuando notes que te pica el gusanillo, te faltan fuerzas o simplemente te apetece un capricho. 

Paso 1:

Abre el yogur natural sin azúcar y viértelo en un recipiente. Añade la miel para endulzarlo y bátelo todo hasta obtener una mezcla homogénea.

Paso 2:

Prepara una bandeja que puedas meter en el congelador (una bandeja de horno sirve perfectamente) y fórrala con papel sulfurado o vegetal. Vierte sobre el papel la mezcla de yogur y miel, rebañando los restos del recipiente que la contenía con ayuda de una lengua o espátula de silicona. Usa la misma espátula para extender la mezcla hasta cubrir la superficie de la bandeja cubierta de papel.

Paso 3:

Esparce el muesli y las frutas deshidratadas (si son muy grandes, córtalas en daditos o en láminas para que puedan mezclarse mejor) sobre la capa de yogur. Reparte con generosidad para que quede todo bien cubierto y cada bocado tenga un gran contraste de texturas.

Paso 4:

Lava las frambuesas y sécalas muy cuidadosamente. Todo el proceso ha de ser llevado con mucha delicadeza puesto que las frambuesas son una fruta muy frágil. Una vez estén listas, distribúyelas enteras por la bandeja, hundiéndolas ligeramente en el yogur para que se queden en el sitio.

Paso 5: 

Introduce la bandeja en el congelador con mucho cuidado para que nada roce la capa de yogur con muesli y frutas y pueda estropearla. Deja reposar allí durante seis horas hasta que el yogur adquiera consistencia y toda la lámina se endurezca considerablemente.

Presentación:

Saca la bandeja del congelador y sirve el helado de yogur rápidamente. Rompe la capa y deja que todo el mundo se sirva su trozo desenfadadamente. ¡Corred, que se derrite!

Sugerencia:

Para contrastar la cremosidad de tu helado de yogur con un aluvión de crujientes cereales ten a mano un paquete de muesli frutas de la línea Vital de DIA. Saludable y variado, contiene copos de avena, trigo y centeno además de deliciosas frutas deshidratadas.