abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Huevos en cocotte con salmón ahumado

Receta de: Huevos y patatas
Plato: Entrantes, Plato caliente, Primer plato
Cocina: Ocasiones especiales
Huevos en cocotte con salmón ahumado
Fácil
< 20
+500
Huevos en cocotte con salmón ahumado
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Huevos (2 uds.)
  • Nata para cocinar (100 gr.)
  • Queso semicurado (40 gr., rallado)
  • Salmón ahumado (50 gr.)
  • Mantequilla (25 gr.)
  • Pan de molde (2 rebanadas)
  • Cebollino (2 ramitas)
  • Sal (al gusto)
  • Pimienta negra (al gusto)
  • Huevos (4 uds.)
  • Nata para cocinar (200 gr.)
  • Queso semicurado (80 gr., rallado)
  • Salmón ahumado (100 gr.)
  • Mantequilla (50 gr.)
  • Pan de molde (4 rebanadas)
  • Cebollino (4 ramitas)
  • Sal (al gusto)
  • Pimienta negra (al gusto)
  • Huevos (6 uds.)
  • Nata para cocinar (300 gr.)
  • Queso semicurado (120 gr., rallado)
  • Salmón ahumado (150 gr.)
  • Mantequilla (100 gr.)
  • Pan de molde (6 rebanadas)
  • Cebollino (6 ramitas)
  • Sal (al gusto)
  • Pimienta negra (al gusto)
Elaboración

Huevos y salmón ahumado, una combinación que funciona a las mil maravillas, además, en una receta de lo más sencillo.

Paso 1:

Pringa bien un molde individual, un ramequín o una cocotte con la mantequilla, para que no se pegue al fondo del molde tu preparación cuando lo hayas horneado.

Después, corta el salmón en tiras y ponlas en el fondo.

Paso 2:

Aparte, mezcla la nata con el queso rallado, repártelo en los moldes y añade la sal y la pimienta recién molida al gusto.

Paso 3:

Por otro lado, casca los huevos y pon uno en cada molde con mucho cuidado de no romper la yema.

Paso 4:

Cuece al horno, previamente precalentado, a unos 140° al baño maría hasta que la clara esté cuajada. Para este proceso, introduce los moldes en una fuente de horno con un centímetro de agua, y sólo con el calor de abajo, nunca con el grill.

Hay que sacarlo cuando la clara esté cuajada, lo que llevará apenas unos minutos, entre ocho y diez, según los hornos, y según te guste la yema más o menos cuajada. 

Paso 5:

Mientras se va haciendo el huevo, unta el pan de molde con mantequilla, córtalo en cuadrados o, mejor aún, en triángulos. Tuéstalos en una sartén o en el mismo horno, aprovechando su calor. Finalmente, pica el cebollino menudo.

Presentación:

Esta receta se sirve directamente en su molde o cocotte, acompañado aparte del pan tostado. Justo antes de servir, espolvorea con el cebollino picado.

Truco:

En recetas como ésta en la que es muy importante que no se rompa la yema, si cascas el huevo directamente sobre el molde y lo echas, y resulta que la yema se rompe…. ¡ya no hay solución!. Una solución para evitarlo es no cascar un huevo nunca directamente sobre tu preparación, sino hacerlo en un bol pequeño o incluso sobre un vaso. Desde ahí, ya lo podrás añadir a tu receta. También es muy útil para retirar trozos de cáscara si hubieran caído. Si la yema del huevo que has cascado sobre el vaso se rompe, no significa que vayas a desecharlo, ni mucho menos (¡que no están las cosas para tirar nada!), pero puedes reservarlo para hacer una tortilla francesa por la noche o para el desayuno, o bien para batirlo y usarlo en algún rebozado, etc.