abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Huevos rancheros - vídeo receta

Receta de: Huevos y patatas
Plato: Plato caliente
Cocina: Internacional
Fácil
20-30
301-500
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Huevos (2)
  • Tortillas de trigo (4)
  • Aceite de girasol
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Chile rojo o guindilla (1)
  • Cebolla (media)
  • Ajo (medio diente)
  • Tomates (2)
  • Pimiento rojo (medio)
  • Pimiento verde (medio)
  • Sal
  • Huevos (4)
  • Tortillas de trigo (8)
  • Aceite de girasol
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Chile rojo o guindilla (2)
  • Cebolla (1 ud.)
  • Ajo (1 diente)
  • Tomates (3)
  • Pimiento rojo (1)
  • Pimiento verde (1)
  • Sal
  • Huevos (6)
  • Tortillas de trigo (12)
  • Aceite de girasol
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Chile rojo o guindilla (3)
  • Cebolla (una y media)
  • Ajo (2 dientes)
  • Tomates (5)
  • Pimiento rojo (uno y medio)
  • Pimiento verde (uno y medio)
  • Sal
Elaboración

Es el desayuno nacional de México… y cada vez en más lugares, como en Estados Unidos. Nivela la cantidad de picante según tus gustos y tu tolerancia añadiendo o retirando el chile a esta receta de huevos rancheros. ¡El desayuno de los cuates!

Paso 1:

Antes de elaborar tus huevos rancheros, vamos a ocuparnos de la salsa con la que los acompañaremos, para que freír los huevos sea lo último, y así los puedas disfrutar recién hechos.

Para elaborar la salsa de los huevos rancheros, lava el chile rojo y retírale tanto el tallo como las semillas del interior. Pica en varios trozos y coloca en el vaso de la batidora. 

Pela el ajo y pártelo por la mitad para retirarle el germen, responsable de que resulte indigesto y que repita a algunas personas. Parte en varios trozos y añade también el ajo al vaso de la batidora.

Pela la cebolleta y pícala en trozos. Lava el tomate y partelos en trozos medianos y pon las dos cosas en el vaso de la batidora.

Tritura todo el conjunto hasta obtener una mezcla honogénea y sin trozos ni grumos. Reserva.

Paso 2:

Parte las tortillas en triangulitos con la ayuda de un cuchillo o con las tijeras. Acerca una sartén al fuego con aceite de girasol y, cuando tenga temperatura, fríe las tortillas. A medida que vayan estando doraditas por todos los lados, ve sacándolas a un plato cubierto con papel absorbente de cocina para retirar el exceso de aceite. Reserva.

Paso 3:

Lava el pimiento rojo y el pimiento verde y sécalo ligeramente con la ayuda de un paño de cocina limpio. Retira las pepitas y el tallo y pártelos en tiras.

Paso 4:

Acerca una sartén al fuego con un hilito de aceite de oliva y, cuando tenga temperatura, cocina a fuego suave las tiras de pimientos para que se vayan pochando despacito.

Paso 5:

Cuando vayan estando blanditos, incorpora la salsa a la sartén y cocina todo el conjunto durante 4 o 5 minutos a fuego medio.

Paso 6:

Aparte, fríe los huevos de uno en uno.

Presentación:

En un bonito plato, sirve una base de tiras de pimientos con salsa y coloca el huevo frito por encima. Acompaña aparte con las tortillas fritas. Estos huevos rancheros, también se pueden acompañar con un poco de arroz blanco. 

Alternativa:

También puedes hacer estos huevos rancheros como si de unos huevos al plato se trataran. Es decir, pon en una fuente o plato apto para el horno una base de tiras de pimiento con la salsa y casca el huevo por encima. Salpimienta y hornea hasta que el huevo esté hecho. Sea como sea, no dudes en acercarte a tu tienda DIA habitual donde podrás hacerte con todos los ingredientes necesarios.