abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Judías verdes con tomate

Receta de: Verduras y frutas
Plato: Guarnición, Plato caliente, Segundo plato
Cocina: Ligera, Para niños, Sin gluten, Tradicional
Judías verdes con tomate
+Fácil
20-30
0-150
Judías verdes con tomate
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Judías verdes (300 gr.)
  • Tomates (Tipo pera, 300 gr.)
  • Ajo (2 dientes)
  • Vino blanco (100 ml.)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Judías verdes (600 gr.)
  • Tomates (Tipo pera, 600 gr.)
  • Ajo (4 dientes)
  • Vino blanco (200 ml.)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Judías verdes (900 gr.)
  • Tomates (Tipo pera, 900 gr.)
  • Ajo (6 dientes)
  • Vino blanco (300 ml.)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
Elaboración

A veces los platos más sencillos... son también los más sabrosos. Estas judías verdes con tomate son un claro ejemplo. Gracias a la salsa de tomate, es un plato que a los niños les chifla. Además, se trata de un plato de lo más sano y económico. ¿Qué más se puede pedir?. Nunca ha sido tan fácil comer verdura.

Paso 1:

Lava las judías verdes y límpialas. Para ello retira con la ayuda de un cuchillo puntilla o de un pelador de verduras una fina tira a lo largo de los laterales de cada judía... es lo que se denomina su ‘hebra’, una parte que, si la dejas, quedaría dura y correosa, nada agradable en la boca. Una vez que hayas retirado la ‘hebra’, parte en varios trozos cada judía. Resérvalas.

Paso 2:

Pela los tomates. La mejor manera de hacerlo es escaldándolos, es decir, sometiéndolos a una cocción muy breve que cortarás rápidamente con agua fría. Para ello, acerca un cazo con agua al fuego y, cuando a rompa a hervir, introduce los tomates con un corte sobre su piel en forma de cruz. Tras 30 segundos en el agua hirviendo, sácalos y pásalos a un bol con agua y hielo. Ve escaldándolos por tandas. Una vez hecho esto, se pelarán fácilmente, con tan solo tirar de su piel.

Paso 3:

Una vez pelados, pica los tomates en daditos pequeños. Reserva.

Paso 4:

Pela los ajos, pártelos por la mitad para retirarles su germen, que es el responsable de que el ajo sea indigesto y repita. Después, corta en láminas finas cada una de las mitades.

Paso 5:

Acerca una sartén al fuego con un chorrito de aceite de oliva virgen extra e incorpora las láminas de los ajos. Ten cuidado, pues los ajos se queman enseguida y toman un sabor amargo que podría estropear tus judías verdes con tomate. De modo que añade los ajos al aceite antes de que se haya calentado y cocina unos minutos a fuego medio.

Paso 6:

Una vez que estén dorados los ajos, incorpora las judías y saltea durante unos minutos a fuego vivo. Añade el vino blanco y sigue cocinando unos minutos más hasta que el alcohol se haya evaporado.

Paso 7:

Incorpora el tomate picado con todo el jugo que haya soltado. Cocina las judías verdes con tomate, a fuego medio, durante unos 10 minutos aproximadamente. Una vez que veas que gran parte del jugo del tomate y del vino se han evaporado... baja el fuego, y sigue cocinando a fuego suave durante otros 10 o 15 minutos más. el tiempo total dependerá del punto que quieras darle a estas judías verdes con tomate. Todo depende si te gustan ‘al dente’, es decir, más enteritas, o muy cocidas y tiernas. Justo antes de terminar, rectifica de sal y pimienta.

Presentación:

Sirve tus judías verdes con tomate en una bonita fuente para ponerla en el centro de la mesa. Se trata de un estupendo y jugoso primer plato... que también puedes servir como guarnición.

Alternativa:

En temporada, opta por comprar judías verdes frescas... que serán de muy buena calidad y más económicas. Su temporada se extiende de mayo a octubre. Pero fuera de esta temporada compra judías verdes congeladas o judías en conserva... cualquiera de las dos opciones daran un buen resultado. De modo que si andas mal de tiempo... no lo dudes, para estas judías verdes con tomate apuesta por las judías congeladas DIA, ya sean planas o redondas. Para ahorrar aún más tiempo, sustituye también el tomate natural por tomate entero pelado DIA. ¡Ideal para preparar una cena exprés!.