Lasaña de carne con huevo y aceitunas
Receta de: Arroces y pastas, Carnes
Plato: Plato único
Cocina: Internacional
Lasaña de carne con huevo y aceitunas
Media
20-30
€€
Lasaña de carne con huevo y aceitunas
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Hacer una lasaña de carne es algo muy fácil, y lo bueno que tiene es que además de un sabor excelente se puede hacer con antelación y comer en el momento que queramos. Incluso podemos congelarla. Es un plato tradicional de la cocina italiana, y qué plato. Empezamos por la elaboración del relleno, para lo que vamos a rehogar la cebolla cortada muy fina y un diente de ajo picado, hasta la cebolla se ponga transparente. Hecho esto subimos el fuego e incorporamos la carne desmenuzada. Lo rehogamos todo bien y en cuanto esté hecha la retiramos del fuego. Añadimos un tomate el cual hemos pasado por agua hirviendo, pelado y cortado en trozos, junto con un huevo duro cortado picado, un puñado de aceitunas y media cucharada pequeña de pimentón. Bien mezclado todo le añadimos un trozo de la miga de pan remojada en leche y escurrida, y después los huevos batidos con 3 cucharadas de queso rallado y perejil picado. Salpimentamos todo bien y mezclamos todos los ingredientes hasta resultar una mezcla homogénea. Hecho el relleno pasamos a montar la lasaña. En una fuente para horno untada con aceite de oliva colocamos una placa de lasaña, la cual cubrimos con una capa del relleno de carne. Lo cubrimos con otra tapa de lasaña sobre la que vertemos el relleno de carne. Tapamos con una placa de lasaña y repetimos la operación hasta completar los pisos de relleno que deseemos o nos dé de sí. Cubrimos lo anterior con salsa de tomate espolvoreada con abundante queso rallado parmesano. Lo pasamos al horno que estará a temperatura fuerte hasta que se dore y derrita el queso. Lista la lasaña de carne huevo y aceitunas. ¡Buen provecho! Trucos y Consejos: En la receta te he indicado que hagas una mezcla de carnes de cerdo y ternera, pero si lo prefieres puedes hacerla enteramente de ternera sustituyéndola de cerdo. O incluso hacerla con cualquier clase de carne de ave. La salsa de tomate puede ser casera o comprada, y aunque es verdad que la salsa casera le da mejor sabor, ya las venden en nuestros supermercados con un sabor excelente. Tú decides.