Masa madre natural
Receta de: Panes y masas
Plato:
Cocina: Tradicional
Masa madre natural
Fácil
50 >
Masa madre natural
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Agua mineral (700 ml.)
  • Miel (20 gr.)
  • Manzana (1 ud.)
  • Harina (700 gr.)
  • Agua mineral (700 ml.)
  • Miel (20 gr.)
  • Manzana (1 ud.)
  • Harina (700 gr.)
  • Agua mineral (700 ml.)
  • Miel (20 gr.)
  • Manzana (1 ud.)
  • Harina (700 gr.)
Elaboración

¿Quieres hacer pan de masa madre? Pues toma nota de lo sencillo que es elaborar el fermento previo.  Una masa madre natural es aquella que hacemos en casa desde cero, que creamos de la nada... es decir, sin emplear ninguna levadura biológica, ni fresca ni seca. Se trata de un cultivo de lavaduras y bacterias que requerirá un largo tiempo proceso... y un cuidado, porque habrá que irla alimentando para que se multipliquen los microorganismos. Solo intervienen un agua macerada en frutas y la harina... y tiempo, claro está. 

masa madre natural

Paso 1:

Lo primer que vamos a hacer antes de comenzar a elaborar nuestra masa madre natural es macerar el agua que luego emplearemos. Para ello, corta en trozos grandes la manzana, sin corazón. En un recipiente hermético coloca la manzana, añade la miel y 200 ml. de agua. Tapa y deja reposar esta agua a temperatura ambiente durante una semana. La temperatura ideal es de 28°C. Una vez que haya pasado esta semana, cuela el agua y resérvala. Al usar un agua macerada en frutas, la masa madre natural será de una riqueza mayor. 

Paso 2:

Vamos ya con la elaboración de la masa madre natural propiamente dicha. Mezcla en un tarro o en una tartera con tapa el agua macerada y 200 gr. de harina de trigo. Reserva tapado durante 2 días, es decir, 48 horas, a 26-28°C.

Paso 3:

Pasado este tiempo, descarta una parte de la masa anterior (debes dejar como unos 100 gr. de masa) y añade otros 100 gr. de harina , y otros 100 ml. de agua, en este caso agua mineral. Reserva durante 24 horas enteras a unos 26-28°C.

Paso 4:

Repite el paso anterior, es decir, descartar un poco de la masa y añadir más harina y más agua entre 4 y 6 veces más, dejando macerar la mezcla un día entero cada vez.

Paso 5:

Al final, la masa madre natural habrá doblado su volumen y tendrá una gran cantidad de burbujas... ese es el momento en que la masa madre natural estará lista para elaborar pan con ella.

Sugerencia:

No dudes en emplear el agua mineral marca DIA y la harina DIA... puedes elegir entre la harina blanca o harina integral de la nueva línea VITAL de DIA. ¡Las dos darán un resultado perfecto!.

Conservación:

Una vez que tengas lista tu masa madre natural tendrá una vida... casi eterna. Cada vez que la utilices para hacer pan, usa solo una pequeña cantidad, y al resto... ya sabes: deberás alimentarla con más harina y más agua. Si la conservas a temperatura ambiente, tendrás que alimentarla a diario. Pero siempre puedes guardarla en la nevera. Con el frio, la masa madre natural se aletargará, se dormirá... y solo tendrás que sacarla y alimentarla unas horas antes de hacer pan.

masa madre natural