abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario
Mini san jacobo de lacón y cebolla caramelizada
Receta de: Carnes
Plato: Aperitivos y tapas, Entrantes, Plato caliente
Cocina: Para niños
Mini san jacobo de lacón y cebolla caramelizada
+Fácil
20-30
301-500
Mini san jacobo de lacón y cebolla caramelizada
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Lacón (4 lonchas)
  • Queso gouda (2 lonchas)
  • Harina (15 gr.)
  • Huevos (1 ud.)
  • Pan rallado (15 gr.)
  • Cebolla (1 ud.)
  • Vinagre balsámico de Módena (50 ml.)
  • Azúcar (25 gr.)
  • Mantequilla (12 gr.)
  • Lacón (8 lonchas)
  • Queso gouda (4 lonchas)
  • Harina (30 gr.)
  • Huevos (2 uds.)
  • Pan rallado (30 gr.)
  • Cebolla (2 uds.)
  • Vinagre balsámico de Módena (100 ml.)
  • Azúcar (50 gr.)
  • Mantequilla (25 gr.)
  • Lacón (12 lonchas)
  • Queso gouda (6 lonchas)
  • Harina (45 gr.)
  • Huevos (3 uds.)
  • Pan rallado (45 gr.)
  • Cebolla (3 uds.)
  • Vinagre balsámico de Módena (125 ml.)
  • Azúcar (75 gr.)
  • Mantequilla (37 gr.)
Elaboración

Una receta clásica actualizada, modernizada y reinventada para hacer las delicias de los más pequeños. ¡les encantará!. Además estos mini san jacobos de lacón y cebolla caramelizada es una receta muy sencilla y resultona... ya verás cómo te soluciona en más de una ocasión la cena sin complicaciones.

Paso 1:

Corta la cebolla en juliana, es decir, en tiras finas, y ponlas a sudar en la mantequilla a fuego suave (se denomina poner a sudar la cebolla cuando la haces a fuego muy suave). Es importante hacerla muy despacito para que la cebolla se vaya pochando y caramelizando y no se queme.

Paso 2:

Cuando comience a coger color añade el azúcar y deja caramelizar. Añade el vinagre de Módena y deja reducir un poco.

Paso 3:

Forma unos ‘sándwiches’ con el lacón y el queso gouda sin pan, es decir, con dos capas de lacón y una de queso en medio. Parte cada ‘sándwich’ en cuatro trozos para que tengan el tamaño de un bocado y forma más o menos cuadrada.

Paso 4:

Empánalos pasándolos por harina en primer lugar, por huevo batido después y, finalmente, por pan rallado. Fríelos en abundante aceite caliente y retíralos a un papel absorbente que elimine el exceso de grasa. Es importante ir haciéndolos en pequeñas tandas, para que la temperatura del aceite no baje de golpe. Ve dándoles la vuelta con la ayuda de una espátula y, en cuanto estén bien doraditos, sácalos al papel absorbente.

Truco:

Es importante que el empanado esté bien armado para que los mini san jacobos de lacón y cebolla caramelizada no se abran durante la fritura. Para lograrlo, no debes hacer un doble empanado (un error muy frecuente) porque entonces tendrá demasiado pan... pero sí debes insistir bien cuando los bañes en el huevo y después en el pan rallado para que queden completamente cubiertos. También es muy importante que el aceite esté siempre muy caliente.

Presentación:

Sírve tus mini san jacobos de lacón y cebolla caramelizada calientes, recién hechos, acompañados de la cebolla caramelizada.

Sugerencia:

El éxito de cualquier fritura reside en emplear un buen aceite de calidad. Usa aceite de oliva, que resulta mucho más estable y aguanta mejor las altas temperaturas necesarias para freír. No dudes en emplear el aceite de oliva virgen extra DIA, que es de una calidad extraordinaria. Y si a los niños no les gusta mucho el sabor algo más fuerte de este aceite, usa para estos mini san jacobos de lacón y cebolla caramelizada el aceite de oliva DIA sabor suave. ¡Todo un acierto!.