abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Mousse de chocolate blanco con crumble de frutos secos

Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Ocasiones especiales
Mousse de chocolate blanco con crumble de frutos secos
Fácil
31-40
151-300
Mousse de chocolate blanco con crumble de frutos secos
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Nata para montar (250 ml.)
  • Chocolate blanco (125 gr.)
  • Gelatina (media hoja)
  • Avellanas (20 gr.)
  • Nueces (20 gr.)
  • Harina (60 gr.)
  • Azúcar (50 gr.)
  • Mantequilla (40 gr.)
  • Esencia aroma de vainilla (varias gotas)
  • Nata para montar (500 ml.)
  • Chocolate blanco (250 gr.)
  • Gelatina (1 hoja)
  • Avellanas (40 gr.)
  • Nueces (40 gr.)
  • Harina (120 gr.)
  • Azúcar (100 gr.)
  • Mantequilla (80 gr.)
  • Esencia aroma de vainilla (varias gotas)
  • Nata para montar (750 ml.)
  • Chocolate blanco (375 gr.)
  • Gelatina (una hoja y media)
  • Avellanas (60 gr.)
  • Nueces (60 gr.)
  • Harina (180 gr.)
  • Azúcar (150 gr.)
  • Mantequilla (120 gr.)
  • Esencia aroma de vainilla (varias gotas)
Elaboración

Una receta de altura, golosa, rica y de la que nunca te cansarás: mousse de chocolate blanco con crumble de frutos secos. Ideal para celebrar, por ejemplo, el día de los enamorados. Y lo mejor de todo: más sencillo de hacer de lo que parece.

Paso 1:

Para hacer esta mousse de chocolate blanco con crumble de frutos secos vamos a comenzar preparando el chocolate blanco. Para ello, trocéalo tan menudo como puedas (esto ayudará a que se derrita mejor). Coloca el chocolate blanco con la mitad de la nata para montar.

Derrítelo al baño María, es decir colocando un bol sobre un cazo con agua al fuego, pero nunca al fuego directo o el chocolate se estropeará. 

También puedes derretir el chocolate blanco en el microondas. Para ello, ponlo en un bol y mételo en el microondas a media potencia durante 30 segundos. Sácalo, muévelo con una cuchara o espátula y vuelve a meterlo en el microondas a la misma potencia, 20 segundos. Sácalo, muévelo y vuelve a meterlo... y repite la operación hasta que esté derretido y homogéneo. Es muy importante que lo hagas poco a poco y que los vayas moviendo o tu chocolate se quemará por los bordes y en la superficie sin que llegue a derretirse de forma homogénea. Muévelo para que se integre una vez derretido perfectamente con la nata.

Paso 2:

Una vez que el chocolate blanco esté bien fundido y la mezcla con la nata bien integrada, incorpora las hojas de gelatina, previamente remojadas y escurridas. Remueve para que las gelatinas se deshagan y deja enfriar.

Paso 3:

Monta la otra mitad de la nata. No es necesario montarla del todo, es decir, obtener una mezcla muy dura y subida… cuando se empiecen a formar picos, será suficiente. Sea como sea es muy importante para que la nata monte que esté bien fría.

Paso 4:

Mezcla la nata montada con la mezcla de chocolate blanco con mucho cuidado para que no baje la nata. Hazlo con movimientos envolventes. Deja reposar la mezcla en la nevera durante al menos 30 minutos.

Paso 5:

Mientras se enfría y reposa en la nevera la mousse, vamos con el crumble. Tritura las avellanas y las nueces. No debes triturarlas hasta reducirlas a polvo… pues resultará agradable en boca que queden trocitos.

Paso 6:

Mezcla en un bol la harina y el azúcar, la mantequilla en pomada, los frutos secos triturados y la esencia aroma de vainilla. Mezcla bien y extiende la mezcla sobre una bandeja de horno cubierta con papel de horno.

Paso 7:

Hornea durante 15 minutos a 180°C. Pasado este tiempo saca del horno y deja que se enfríe lo suficiente como para poder desmigarlo con las manos.

Presentación:

Sirve el crumble en el fondo de unos vasitos individuales o una mini cocotte. Cubre con la mousse de chocolate blanco. Adorna con algún fruto seco entero, o con algún fruto rojo, o unas hojitas de menta. A disfrutar de esta mousse de chocolate blanco con crumble de frutos secos.

Sugerencia:

A la hora de elaborar esta mousse de chocolate blanco con crumble de frutos secos no dudes en acercarte a tu tienda DIA más cercana. Apuesta por los productos marca DIA, como la nata para montar DIA o las avellanas DELICIOUS, la nueva línea