abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Muslitos de codorniz escabechados

Receta de: Aves
Plato: Aperitivos y tapas, Entrantes, Plato frío
Cocina: Ligera, Tradicional
Muslitos de codorniz escabechados
Fácil
31-40
0-150
€€
Muslitos de codorniz escabechados
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Codornices (4)
  • Zanahoria (1)
  • Cebolla (un trozo)
  • Vinagre de vino blanco (50 ml.)
  • Pimienta negra en grano (7 granos)
  • Laurel (1 hoja)
  • Ajo (1 diente)
  • Aceite de oliva vírgen extra (4 cucharadas)
  • Agua (250 ml.)
  • Sal
  • Codornices (8)
  • Zanahoria (2)
  • Cebolla (media)
  • Vinagre de vino blanco (100 ml.)
  • Pimienta negra en grano (15 granos)
  • Laurel (2 hojas)
  • Ajo (2 dientes)
  • Aceite de oliva vírgen extra (8 cucharadas)
  • Agua (500 ml.)
  • Sal
  • Codornices (12)
  • Zanahoria (3)
  • Cebolla (1)
  • Vinagre de vino blanco (150 ml.)
  • Pimienta negra en grano (22 granos)
  • Laurel (3 hojas)
  • Ajo (3 dientes)
  • Aceite de oliva vírgen extra (12 cucharadas)
  • Agua (750 ml.)
  • Sal
Elaboración

Muslitos de codorniz escabechados: una receta elegante y a la vez sencilla de hacer. Estos muslitos de codorniz escabechados servirán como entrante en cualquier comida de celebración, pero también para tenerlo preparado en la nevera (pues un escabeche es perfecto para tenerlo conservado en la nevera) e improvisar cualquier cena. ¡Pruébalos!

Paso 1:

Para hacer estos muslitos de codorniz escabechados, lo primero que debes hacer es quitar la piel de las codornices con ayuda de un cuchillo. Limpialas también de posibles restos de grasilla o plumas. Retira también si queda algún resto de entrañas.

Paso 2:

Cuando ya estén si piel colocar las codornices con la parte de las pechugas hacia arriba y con un cuchillo grande separar los muslos por la parte justo de la articulación del hueso.

Paso 3:

En la misma posición que están las codornices, quitarles las pechugas enteras metiendo el cuchillo entero por la parte del esternón y rascando el hueso para que salgan las pechugas limpias. Se pueden congelar en una bolsa zip y aprovecharlas otro día para hacer otra receta.

Paso 4:

Aprovechar las carcasas para hacer un caldo que servirá para el escabeche. Cortarlas en dos y ponerlas en una olla grande con un poco de aceite. Dorarlas ligeramente y cubrirlas con 500 ml de agua y echarlas una pizca de sal. Cocer durante media hora el caldo a fuego medio y reservarlo colado en la olla.

Paso 5:

En una sartén con un hilito de aceite de oliva virgen extra dorar los muslitos de las codornices a fuego medio.

Paso 6:

Pelar y cortar en trozos pequeños las zanahorias y la cebolla y añadirlas a la sartén de las codornices. Echar también los dientes de ajo enteros con la piel un poco aplastados.

Dejar cocinar 4 minutos con cuidado de que la cebolla se dore.

Paso 7:

Poner una olla grande al fuego y verter el contenido de la sartén junto al medio vaso de agua, el vinagre, el vino blanco, el laurel, los granos de pimienta y el caldo que se ha reservado hasta cubrir. Dejar cocinar durante diez minutos a fuego fuerte y luego bajar al mínimo y dejar cocinando durante 30 minutos aproximadamente. La carne tiene que estar tierna con cuidado de no pasarla para que la carne de los muslos no se empiece a desprender de los huesos.

Presentación:

Ya están listos tus muslitos de codorniz escabechados. Aunque se pueden consumir inmediatamente, lo ideal es que dejes reposar los muslitos dentro de su escabeche por lo menos dos días en la nevera. Se pueden tomar fríos o templados, solos o en ensalada… e incluso se pueden usar añadiéndolos a un guiso de legumbres. Ummm.