abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

New York cheesecake - receta de usuario

Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Tradicional
New York cheesecake - receta de usuario
Fácil
41-50
+500
New York cheesecake - receta de usuario
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Siempre me ha encantado la tarta de queso, pero he de decir que siempre había la versión que no hacía falta meter al horno. Una prima me pasó esta New york cheesecake y me maravilló. La textura que adquiere el relleno es espectacular, y la salsa que la acompaña la hace única. Un postre que gustará a todo el mundo. Empezaremos por hacer la base, ya que la tenemos que dejar reposar el tiempo justo en el que se hace el relleno. Para ello vamos a triturar las galletas y mezclar con la mantequilla derretida. El siguiente paso es cubrir el fondo de un molde o un refractario y apretar bien, primero con los dedos y luego con una base plana como un vaso. Tiene que quedar muy compacta, asique lo mejor es meterlo en el refrigerador mientras se hace el relleno. Con la base ya en la nevera, empezamos a hacer el relleno. Mientras vamos a calentar el horno a 180ºC de temperatura. En un bol batiremos el queso crema, el azúcar, la harina y la vainilla hasta que esté todo bien mezclado. A esta mezcla le añadiremos la nata montada e integraremos bien dándole unas vueltas. Mientras seguimos batiendo, añadir los huevos de uno en uno. Cuando veamos que la mezcla es homogénea, vaciar el relleno en el molde y hornear durante aproximadamente 40 minutos o hasta que el centro esté casi firme. Cuando esto pase, dejar enfriar y refrigerar por lo menos 4 horas antes de servir. En el tiempo en que se enfría la tarta, prepararemos la salsa con la que la vamos a acompañar. Para ello vamos a hervir los frutos rojos, el azúcar y el jugo de limón a fuego lento durante aproximadamente unos 15 minutos. Pasado este tiempo, triturarlo bien en la licuadora o con la batidora. Colar y dejar enfriar. Lo mejor es servir este New york cheesecake con la salsa bañándole por encima. Si quieres que no engorde tanto, sustituye el queso crema por un light. El sabor será el mismo. La salsa la puedes hacer del fruto rojo que más te guste. De fresas es espectacular, pero lo mismo pasa con la de frambuesas. Sólo tienes que decidirte y escoger.