Pan casero de calabacita
Receta de: Panes y masas
Plato: Tostas y bocadillos
Cocina: Tradicional
Pan casero de calabacita
Fácil
41-50
Pan casero de calabacita
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Lo mejor de hacer pan en casa, son los olores con los que se impregna la casa. Huele tan bien que enseguida se te activa el hambre. Uno de los panes que más nos gustan en casa, y que suelo hacer a menudo, es este pan casero de calabacita, que os aconsejo con mucho ahínco a que lo probéis. Hacer pan es entretenido pero fácil, y los resultados siempre son estupendos. Comenzamos por hervir la calabacita, si es chiquita toda, sino, la mitad. Cuando está a punto, sacarla del agua, retirarle la cáscara y pisarla hasta que quede puré. Dejar que entibie. Agregar a la harina la cucharadita de sal y si usas levadura seca también mezclando todo. Colocarla en forma de corona sobre la mesa o un cuenco grande. Incorporar en el centro, la calabacita pisada, el aceite y si usas levadura fresca previamente disuelta en agua tibia también en este momento. Ahora lo vamos a unir todo y amasar hasta que quede una masa suave, dejar leudar hasta que duplique el volumen preferentemente tapado y en un lugar cálido. Luego, volveremos a amasar y armar bollitos individuales o uno grande como para pan. Volver a dejar leudar unos 20 minutos y después llevar a horno de temperatura media durante 45 minutos aproximadamente según el horno. En el momento en que se vea que está dorado el pan casero de calabacita por encima, lo sacamos del horno y si somos capaces, esperar un poco a que se enfríe. Trucos: si queréis que queden más brillantes y crujientes, cuando ya lleven sobre los 40 minutos de cocción sacarlos y pintarlos con yema o simplemente agua.