abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Pan dulce con pasas de uva y frutas abrillantadas

Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Tradicional
Pan dulce con pasas de uva y frutas abrillantadas
Media
50 >
€€
Pan dulce con pasas de uva y frutas abrillantadas
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
El pan dulce con pasas y frutas brillantes que os voy a contar como elaborarlo, está delicioso. Es un pan que me encanta y que desde que lo probé en Alemania mientras cursé mi beca Erasmus allí, me quedé enamorada de este pan. Es un perfecto desayuno o merienda que junto con un café o té, está muy rica. Es sencillísimo de elaborar y el resultado encantará a todos. Lo primero que vamos hacer será batir las yemas junto con el azúcar hasta obtener una crema. Después vamos a añadir la esencia de vainilla, el agua de azahar, el extracto de malta, la levadura disuelta en la leche tibia y mezclaremos. Agregaremos la mantequilla blanda, el vino de licor, la harina poco a poco y mezclaremos. A continuación vamos a incorporar las clara batidas a punto nieve y mezclaremos suavemente, uniendo los ingredientes hasta obtener una masa que se debe trabajar un par de minutos. Vamos a formar un bollo con la masa y lo vamos a dejar leudar o alzar, tapado y en lugar tibio, hasta que duplique su volumen (una hora como mínimo). Pasado el tiempo y con el doble de volumen, vamos a cortar el bollo de masa leudado en dos porciones iguales, los vamos a amasar por separado, y armaremos los panes añadiéndoles las frutas abrillantadas y las pasas de uva que deben quedar en su interior, previamente espolvoreadas con harina. Colocaremos los bollos de masa con las frutas y pasas en sus respectivos moldes, previamente en mantecados y enharinados, y dejaremos leudar nuevamente hasta que dupliquen su volumen, en un lugar tibio. Pasado el tiempo, vamos a pincelar los panes con huevo batido y los vamos a hornear durante 25 ó 30 minutos. Pasado el tiempo, lo vamos a retirar del horno, lo dejaremos enfriar, lo desmoldaremos y pincelaremos con almíbar de vino, que se obtiene de hervir todos los ingredientes dados( agua, azúcar, licor de vino, zumo de limón) hasta que la preparación se consuma a la mitad. Para finalizar, vamos a cubrir parcialmente los panes con glasé, que se obtiene de mezclar el azúcar glas, la leche y las gotitas de zumo de limón. Decoraremos con pasas de uvas, frutas abrillantadas, nueces y cerezas confitadas. ¡Listo nuestro pan dulce con pasas y frutas brillantes! TIPS: Se puede reemplazar la esencia de vainilla por ralladura fina de limón o de naranja. Se puede añadir frutos secos, o bien, reemplazar las frutas y pasas por ellos. El extracto de malta es para que el pan dulce se conserve unos días como recién hecho ya que hace que su miga se mantenga húmeda. El agua de azahar le da el sabor característico de pan dulce navideño. Es irreemplazable para que sea pan dulce navideño. Se puede reemplazar el licor de vino por coñac, vino dulce moscatel, u otro licor que agrade más. El molde ideal es el descartable (o desechable) de papel, pero que se puede reemplazar por otro que agrade más, redondo, como en esta receta, tipo budinera, en forma de corona, etc. No olvidar que las cantidades de frutas y pasas de uva dadas deben duplicarse para los dos panes que rinde la masa. En caso de no conseguir extracto de malta, añadir miel de abeja o miel de caña, el resultado no será el mismo pero sí parecido. He probado hacerlo con miel de caña de azúcar y he logrado un pan dulce verdaderamente rico. Se puede servir el pan solamente espolvoreado con azúcar impalpable (glas). El almíbar dará brillo a los panes y el glasé hará que las frutas que los decoran resalten. Además, tanto el almíbar como el glasé los harán más exquisitos. Se debe dejar enfriar el almíbar para pincelar los panes. El zumo de limón en el almíbar es para que éste adopte el brillo necesario. Ese brillo hará más vistosos a los panes. El zumo de limón en el glasé cortará el sabor de la leche. Un toquesito de sabor a limón lo hace más delicioso. Añadir un poquito más de harina al elaborar la masa, en caso que hiciera falta para obtener la consistencia deseada.