abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Panna cotta: ojo sangriento

Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Internacional, Moderna, Ocasiones especiales, Para niños
Panna cotta: ojo sangriento
Fácil
50 >
151-300
Panna cotta: ojo sangriento
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Nata para montar (125 ml.)
  • Leche (entera 125 ml.)
  • Azúcar (40 gr.)
  • Esencia aroma de vainilla (unas gotas)
  • Kiwi (1 ud.)
  • Gelatina (2 ud.)
  • Chocolate negro (bombones)
  • Sirope de fresa
  • Nata para montar (250 ml.)
  • Leche (entera 250 ml.)
  • Azúcar (80 gr.)
  • Esencia aroma de vainilla (unas gotas)
  • Kiwi (1 ud.)
  • Gelatina (4 ud.)
  • Chocolate negro (bombones)
  • Sirope de fresa
  • Nata para montar (500 ml.)
  • Leche (entera 500 ml.)
  • Azúcar (120 gr.)
  • Esencia aroma de vainilla (unas gotas)
  • Kiwi (2 ud.)
  • Gelatina (6 ud.)
  • Chocolate negro (bombones)
  • Sirope de fresa
Elaboración

Se acerca Halloween y con esta fiesta importada de Estados Unidos, un sinfín de recetas divertidas, con nombres terroríficos que nos divierten y nos encanta cocinar. Esta panna cotta ojo sangriento es la típica panna cotta pero simulando una órbita de ojo ensangrentado. Divertida y deliciosa a la vez.

Paso 1:

Para preparar la panna cotta, acerca un cazo al fuego con la nata para montar, la leche, el azúcar, unas gotas de esencia aroma de vainilla y las láminas de gelatina. Mantén el cazo a fuego vivo hasta que comience a hervir, pero no dejes de remover. Cuando comience a hervir, baja el fuego al mínimo para mantener esa temperatura y cuece durante 8 minutos a fuego suave, removiendo constantemente con unas varillas para evitar que se pegue al fondo.

Paso 2:

Vierte la mezcla en tazas individuales, de las de desayuno y deja que atemperen. Cuando ya no estén muy calientes, deja enfriar en la nevera durante al menos 6 horas tapados con plástico film por encima. Para realizar la panna cotta es preferible que lo hagas el día anterior ya que si no tendrás que prepararlas a primera hora del día para que estén perfectas para comer.

Paso 3:

Pela el kiwi y corta en finas rodajas. Estas rodajas de kiwi serán las que simulen el iris del ojo. En este caso será de un verde penetrante.

Paso 4:

Pasadas las seis horas en el frigorífico, ya puedes emplatar esta Panna cotta: ojo sangriento.

Presentación:

En platos individuales desmolda la panna cotta en el centro. Arriba, en el medio coloca una rodaja de kiwi y justo en el centro de ésta un bombón de chocolate para que simule la pupila. Echa sirope de fresa en el plato rodeando la panna cotta como si fuera sangre. Ya tienes lista esta receta de Panna cotta: ojo sangriento.

Sugerencia:

En tu tienda DIA más cercana encontrarás todos los ingredientes necesarios para elaborar esta terrorífica receta.

6 horas de nevera