abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Pasta al horno con pesto de calabacín

Receta de: Arroces y pastas
Plato:
Cocina:
Pasta al horno con pesto de calabacín
Media
41-50
€€
Pasta al horno con pesto de calabacín
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
La pasta es un alimento que nos permite elaborar de muchísimas maneras diferentes, consiguiendo que siempre quede bien y sea un plato muy completo y saciante. Hoy os voy a contar como elaborar pasta al horno con pesto de calabacín. Es una versión muy marinera de elaborar pasta y que está buenísima. Os animo a leer la receta y a que la llevéis a la práctica en casa, ¡os encantará! Comenzaremos por cortar los calabacines en rodajas y la cebolla en trocitos pequeños. Cortaremos el queso semicurado en cubitos y rallaremos el parmesano. A continuación tenemos que echar en una sartén un poco de aceite y la cebolla; cuando empiece a dorarse, agregaremos las calabacines, un poco de sal y, después de unos minutos, medio vaso de vino. Después de unos 15/20 minutos estarán ya listas. Guardaremos 1/3 de los calabacines y, con un minipimer, reduciremos en crema los demás calabacines juntos con las hojas de albahaca, agregando el medio vaso de vino si necesario. Seguidamente vamos a poner a hervir el agua, y cuando esté hirviendo echaremos la sal (gruesa) y la pasta. La pasta tiene que quedarse medio cruda, ósea si en la confección está escrito que la pasta tardará 10 minutos, nosotros la quitaremos a los 7 minutos, terminará la cocción en el horno. En el mientras que los calabacines se cocinen y el agua hierva, vamos a hacer la bechamel. Echaremos en una cacerola el aceite y lo vamos a calentar un poquito; echaremos la harina y removeremos rápido, ahora tenemos que echar la leche (yo la caliento) poco a poco a la vez sin parar de remover. Añadiremos la sal, la pimienta negra y la nuez moscada (cantidades a gusto), y, siempre removiendo. Dejaremos cocinar hasta obtener la consistencia querida. En este caso tendrá que quedarse bastante líquida. Ahora que todo está listo, vamos a verter la crema de calabacines en la bechamel y la vamos a mezclar bien; verteremos la pasta en la bechamel y mezclaremos. Después vamos a coger el molde y vamos a hacer una capa con mitad de la pasta, las vamos a cubrir con la mitad de los calabacines guardados, el queso semicurado y 1/3 del parmesano. Verteremos la pasta que queda y la vamos a cubrir con la otra mitad de los calabacines y el parmesano. Hay que poner la pasta en el horno (precalentado, 200 grados) por unos 20/30 minutos o hasta cuando el parmesano esté bien doradito. Dejaremos reposar la pasta al horno con pesto de calabacín por unos 15 minutos antes de servirla. ¡Buen provecho!