abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Pastel de calabaza y frutos secos

Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina:
Pastel de calabaza y frutos secos
Fácil
20-30
€€
Pastel de calabaza y frutos secos
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Este pastel de calabaza y frutos secos es una receta que me enseñó mi tía y que ya la hacían es casa de su madre. El bizcocho de calabaza es delicioso, y la cubierta de mantequilla con fritos secos, además de aportarle muchísimo sabor, le da un toque crujiente que solo hace que sea aún más especial. Para preparar este pastel, lo primero que hacemos es poner en un bol juntos el azúcar con el aceite, y cuando los tengamos bien mezclados, agregamos los huevos. Batimos y en el momento en que los huevos estén totalmente integrados, echamos en el bol la calabaza rallada. Por otro lado cernimos o tamizamos los ingredientes secos, la harina junto con la levadura y las especias, y los vertemos en el bol con el resto. Lo mezclamos hasta que la masa sea completamente homogénea. Cogemos un molde y lo untamos con un poco de mantequilla y lo espolvoreamos de harina. En el vertemos la masa del pastel y lo ponemos a hornear a 170º en un horno previamente calentado, durante los primeros 20 minutos para después bajar la temperatura a 150º centígrados por otros 20 minutos. Mientras se hace el bizcocho del pastel, juntamos en un bol la mantequilla con el azúcar y los frutos secos triturados. Lo mezclamos bien, y unos cinco minutos antes de que el bizcocho esté listo, echamos por encima esta mezcla y lo volvemos a meter en el horno para que se termine de hacer. Pasado ese tiempo, apagamos el horno y sacamos el pastel. Dejamos que se entibie un poco antes de desmoldar y lo pintamos la superficie de nuestro pastel de calabaza y frutos secos con un poco de miel. EL aceite que usemos para hacer el pastel, nunca tiene que ser de oliva ya que tiene un sabor muy fuerte, será mejor usar uno de girasol. Para que sea más fácil integrar los huevos, estos ya deben de estar batidos antes de unirlos al resto de ingredientes.