abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Pastel de nieve con naranja

Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Moderna
Pastel de nieve con naranja
Fácil
41-50
Pastel de nieve con naranja
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración

Un pastel que está riquísimo y que es mi favorito, es el pastel de nieve con naranja. Este pastel lo probé por primera vez en el cumpleaños de mi abuela y desde entonces ha pasado a formar parte de mi recetario de pasteles ya que es tan fácil de elaborar y el resultado es tan bueno, que tanto a mí como a las personas que la prueban, le encanta. Os voy a decir, como hay que hacerlo y espero que lo elaboréis en casa. ¡Deliciosa!
Lo primero que haremos será batir las claras de huevo a punto nieve firme. Añadiremos la ralladura de limón y, poco a poco, el azúcar y la harina mezclada con la fécula y la levadura en polvo. Mezclaremos suavemente la preparación a medida que se van incorporando estos ingredientes.
Después, vamos a agregar la mantequilla derretida y fría mientras se remueve suavemente con movimientos envolventes.
A continuación, vamos a verter la mezcla en un molde enmantecado y enharinado previamente. Cocinaremos en el horno a fuego moderado durante 45 minutos.
Una vez cocido el bizcochuelo, vamos a retirarlo del horno, lo dejaremos enfriar y lo desmoldaremos. Reservar.
Seguidamente, vamos a preparar la cobertura cociendo las naranjas, perfectamente peladas y cortadas en rodajas más o menos finas, en el agua con el azúcar hasta que se forme un almíbar ligeramente espeso. Dejar enfriar la preparación a temperatura ambiente.
Luego y cuando estén, vamos a retirar las rodajas de naranjas del almíbar, una a una, e iremos colocándolas encima del bizcochuelo. Una al lado de la otra, cubriéndolo por completo.
Aparte, en una compotera, mezclaremos la mermelada con el ron y una cucharada de almíbar de naranja. Ahora vamos a esparcir esta mezcla sobre las rodajas de naranjas.
Finalmente, vamos a enfriar el pastel de nieve de naranja en la nevera antes de servir.

¡Riquísimo!