Paté de mejillones
Receta de: Pescados y mariscos
Plato: Aperitivos y tapas
Cocina: Ligera, Moderna
Paté de mejillones
Fácil
< 20
0-150
Paté de mejillones
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Mejillones (media lata)
  • Huevos (1 ud., pequeño)
  • Queso cremoso (1 cucharilla)
  • Aceitunas verdes (unas pocas, sin hueso)
  • Alcaparras (1 cucharilla)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Pimienta negra
  • Pan tostado
  • Mejillones (1 lata)
  • Huevos (1 ud.)
  • Queso cremoso (1 cucharada)
  • Aceitunas verdes (un puñado, sin hueso)
  • Alcaparras (1 cucharilla)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Pimienta negra
  • Pan tostado
  • Mejillones (una lata y media)
  • Huevos (2 uds., pequeños)
  • Queso cremoso (2 cucharadas)
  • Aceitunas verdes (un buen puñado, sin hueso)
  • Alcaparras (1 cucharada)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Pimienta negra
  • Pan tostado
Elaboración

Una receta sencilla y que resulta estupenda para esas meriendas o cenas informales de picoteo. Según te gusten los sabores más fuertes o más suaves, juega con el tipo de mejillones a utilizar: al natural o en escabeche… ¡también puedes preparar uno de cada!

Paso 1:

Acerca un cazo con agua al fuego y, cuando rompa a hervir, añade sal y el huevo (que debe estar a temperatura ambiente y no frío, para que no se rompa la cáscara por el choque de temperaturas). Debe cocer durante 12 minutos. Pasado ese tiempo, sácalo y enfríalo bajo el chorro de agua fría o bien en un bol de agua con hielo.

Paso 2:

Pon el vaso de la batidora los mejillones con todo su jugo, el huevo pelado y cortado en 4 (reservate uno de los cuartos para picarlo menudo y adornar al final), el queso crema y un chorrito de aceite de oliva. Tritura hasta que quede una crema homogénea.

Paso 3:

Pica las aceitunas y las alcaparras finitas e incorpóralos al paté. Corrige de sal si fuera necesario y termina con un poquito de pimienta negra recién molida. Guarda en la nevera al menos un par de horas antes de consumir.

Presentación:

Sirve el paté bien fresquito, con unas aceitunas enteras como adorno y el huevo rallado espolvorado por encima que tenías reservado, junto con tostas o pan crujiente… y que cada cual se sirva a su gusto. Una idea muy original de presentación es emplatar este paté en una lata de conservas… por ejemplo, la misma de los mejillones, bien lavada. ¡Sorprenderás a tus invitados!