abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Pesto de tomates secos

Receta de: Salsas
Plato: Plato caliente, Plato frío, Tostas y bocadillos
Cocina: Internacional, Ligera
Pesto de tomates secos
+Fácil
< 20
0-150
Pesto de tomates secos
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Tomates secos (100 gr. )
  • Queso parmesano (u otro similar rallado, 100 gr)
  • Aceite de oliva vírgen extra (75 ml)
  • Vinagre de Jerez (15 ml. )
  • Piñones (tostados, 25 gr)
  • Ajo (1 diente)
  • Sal
  • Tomates secos (200 gr.)
  • Queso parmesano (u otro similar rallado, 200 gr)
  • Aceite de oliva vírgen extra (150 ml)
  • Vinagre de Jerez (30 ml)
  • Piñones (tostados, 50 gr)
  • Ajo (2 dientes)
  • Sal
  • Tomates secos (300 gr. )
  • Queso parmesano (u otro similar rallado, 300 gr)
  • Aceite de oliva vírgen extra (225 ml)
  • Vinagre de Jerez (45 ml)
  • Piñones (tostados, 75 gr)
  • Ajo (3 dientes)
  • Sal
Elaboración

La carbonara, la boloñesa y – cómo no – ¡la salsa pesto!. Toda una insignia de la gastronomía italiana. Queso parmesano, piñones, aceite y albahaca. Esa es la base de una salsa deliciosa y muy aromática. Hoy te traemos otra versión, sustituyendo la albahaca por tomates secos. Como resultado, una salsa ideal para acompañar pastas, pescados o ensaladas. E incluso para picar… ¡con un poquito de pan!

Paso 1:

Antes de preparar la salsa, tienes que trabajar con los tomates secos. Y para ello hay que ‘hidratarlos’ de nuevo porque necesitamos que resulten manejables en nuestra elaboración. Tienes que mezclar en un cuenco el aceite y el vinagre y sumergir los tomates en esa mezcla. También será necesario hacerlo con mucha antelación, porque tendrán que estar al menos 4 horas. Así que solo te hará falta un poquito de previsión.

Paso 2:  

Incorpora el resto de ingredientes (menos la sal) y tritura todo en un bol hasta conseguir una salsa no demasiado espesa. En cuanto al espesor, el resultado va a depender mucho del queso que hayas usado y los tomates. Así que no te preocupes si te queda un poco ‘mazacote’. Lo que puedes hacer es añadir un chorrito de agua para aligerarla y conseguir una textura ideal.

Paso 3:

Por último, prueba un poquito (¡como los buenos cocineros!) y corrige el punto de sal si es necesario.

Presentación:

Sírvelo en un cuenco pequeñito y junto a unos tomates secos y unos poquitos piñones. ¡Así no habrá duda sobre cuáles son los ingredientes de tu salsa!. También puedes servirlo directamente sobre el plato cuando acompañes pasta o pescado

Sugerencia:

Un buen aceite es fundamental en toda salsa. Prueba el aceite de oliva virgen extra marca DIA y verás el resultado. 

Los productos deshidratados:

La deshidratación es una técnica muy antigua con la que se logra eliminar la mayor parte del contenido en agua de un alimento. Así, el producto se conservará por más tiempo. Después, puede ser rehidratado para su uso en cocina o bien puede incuso tomarse con si fuera un snack. Aunque cada vez es más común encontrar deshidratadoras en los restaurantes o en casas particulares, antiguamente se conseguía simplemente secando poco a poco al sol el alimento. Pero, sin duda, puedes encontrar muchas alternativas en tu tienda DIA habitual.