abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Pizza de pollo, champiñones y olivas

Receta de: Aves, Panes y masas
Plato: Entrantes, Plato caliente, Plato único
Cocina: Internacional, Ligera, Moderna
Pizza de pollo, champiñones y olivas
Media
20-30
301-500
Pizza de pollo, champiñones y olivas
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Harina (250 gr.)
  • Levadura de panadería (3 gr.)
  • Sal (5 gr.)
  • Aceite de oliva vírgen extra (20 ml.)
  • Agua (125 ml.)
  • Albahaca (1 ramillete pequeño)
  • Piñones (20 gr.)
  • Aceite de oliva vírgen extra (100 ml.)
  • Queso parmesano (10 gr.)
  • Ajo (medio diente)
  • Pollo (un trozo de pechuga)
  • Queso mozzarella (1 bola)
  • Pimiento verde (medio, tipo italiano)
  • Champiñón (100 gr.)
  • Aceitunas verdes (sin hueso, un puñado)
  • Rúcula (un puñado)
  • Queso parmesano (25 gr.)
  • Harina (500 gr.)
  • Levadura de panadería (5 gr.)
  • Sal (10 gr.)
  • Aceite de oliva vírgen extra (40 ml.)
  • Agua (250 ml.)
  • Albahaca (1 buen ramillete)
  • Piñones (40 gr.)
  • Aceite de oliva vírgen extra (200 ml.)
  • Queso parmesano (20 gr.)
  • Ajo (1 diente pequeño)
  • Pollo (media pechuga)
  • Queso mozzarella (2 bolas)
  • Pimiento verde (1 ud., tipo italiano)
  • Champiñón (200 gr.)
  • Aceitunas verdes (sin hueso, un puñado)
  • Rúcula (un puñado)
  • Queso parmesano (50 gr.)
  • Harina (750 gr.)
  • Levadura de panadería (8 gr.)
  • Sal (15 gr.)
  • Aceite de oliva vírgen extra (60 ml.)
  • Agua (375 ml.)
  • Albahaca (2 ramilletes)
  • Piñones (60 gr.)
  • Aceite de oliva vírgen extra (300 ml.)
  • Queso parmesano (30 gr.)
  • Ajo (1 diente)
  • Pollo (1 pechuga)
  • Queso mozzarella (3 bolas)
  • Pimiento verde (uno y medio, tipo italiano)
  • Champiñón (300 gr.)
  • Aceitunas verdes (sin hueso, un puñado)
  • Rúcula (un puñado)
  • Queso parmesano (75 gr.)
Elaboración

Hacer pizza casera siempre es reconfortante, sobre todo porque la diferencia es notable. Es de lo más saludable, controlas todos los ingredientes y su sabor es, sencillamente, sublime. Hoy, os presentamos una original pizza de pollo, champiñones y olivas en la que habrá salsa pesto en lugar de salsa de tomate. ¡Se nos hace la boca agua!.

Paso 1:

Lo primero que hay que hacer para elaborar tu pizza pizza de pollo, champiñones y olivas es la masa. Para ello, mezcla la harina con la levadura, la sal y el aceite de oliva virgen extra en un bol amplio. Haz en el centro un hueco... a modo de volcán y añadiendo dentro el agua, a temperatura ambiente, poco a poco. Remueve con los dedos o con la ayuda de una cuchara de madera. Al principio la masa será muy pegajosa, pero a medida que vayas incorporando el resto del agua con la harina, conseguirás que sea más uniforme. 

Paso 2:

Una vez que hayas mezclado muy bien todos los ingredientes, pasa la masa a la encimera o mesa de trabajo, con un poco de harina espolvoreada para que no se pegue. Sigue amasando sin parar hasta que conseguir una masa homogénea. Su textura debe ser suave, flexible, lisa y nada pegajosa.

Paso 3:

Coloca la masa de nuevo en el bol en la que la amasaste y cúbrela con un paño limpio. Déjala reposar y fermentar durante unos 40 minutos más o menos... o hasta que ves que ha doblado su volumen. Debe estar en un lugar cálido de la casa, pero nunca en la nevera.

Paso 4:

Una vez que la masa haya fermentado, vuelve a ponerla sobre la encimera. Presiónala con la palma de la mano para retirar el exceso de aire (porque durante la fermentación la masa acumula gases) y córtala en tantas porciones iguales como comensales tengas con la ayuda de un cuchillo. Haz con cada porción una pequeña bolita, y vuelve a dejarla reposar otros 20 minutos.

Paso 5:

Mientras la masa fermenta... prepara la salsa pesto. Coloca  en el vaso de la batidora las hojas de albahaca sin tallos, los piñones, el aceite de oliva virgen extra, el ajo pelado y sin su germen central. Tritura hasta que tenga una consistencia espesa. No debes triturar esta salsa demasiado... no debe adquirir una textura suave... se deben notar en la boca los ‘trocitos’ de cada ingrediente. Añade el queso parmesano rallado y mezcla bien. Reserva.

Paso 6:

Por otro lado, acerca un cazo con agua al fuego y cuando rompa a hervir, incorpora el pollo cortado en trozos gruesos y un poco de sal. Cuece hasta que veas el pollo hecho. Sácalo y déjalo enfriar. Una vez frio, desmenúzalo. 

Paso7:

Ve ahora preparando el resto de ingredientes de la pizza de pollo, champiñones y olivas: corta el queso mozzarella en rodajas finas, el queso parmesano en lascas delgadas, el pimiento verde en tiras o en aritos finos, como prefieras, y los champiñones, previamente limpios, en láminas finitas.

Paso 8:

Estira cada bolita de masa con la ayuda de un rodillo y dale el grosor deseado. Una vez las tengas estiradas, ponlas sobre la bandeja del horno. Esparce con ayuda de una cucharilla pequeñas porciones de salsa pesto encima de la masa... ten cuidado, no cubras toda su superficie como si fuera salsa de tomate ya que el pesto es tan potente que sería demasiado.

Paso 9:

Coloca las rodajas de queso mozarella y por encima el pollo, el pimiento, las láminas de champiñones y las aceitunas verdes. 

Paso 10:

Con el horno ya caliente, hornea tu pizza de pollo, champiñones y olivas durante 15 minutos aproximadamente a 180°.

Paso 11:

Una vez fuera del horno, recubre la pizza de pollo, champiñones y olivas con rúcola y unas lascas de queso parmesano.

Presentación:

Sirve tu pizza de pollo, champiñones y olivas inmediatamente. Acompaña con un poco más de salsa pesto por si alguien quiere más y ¡a disfrutar!. Ahora se llevan mucho las presentaciones y emplatados rústicos... como por ejemplo presentar tu pizza sobre una tabla de madera, o sobre el mismo papel de horno con la que se han horneado las pizzas.

Sugerencia:

No dudes en emplear los piñones DIA y el aceite de oliva virgen extra de la nueva línea DELICIOUS de DIA para hacer la salsa pesto que da jugosidad a esta pizza de pollo, champiñones y olivas. ¡Aportarán el mejor sabor del mediterráneo!.