abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Pizza proteica de pollo

Receta de: Carnes
Plato: Plato caliente, Plato único
Cocina: Internacional, Moderna, Para niños
+Fácil
41-50
301-500
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Pollo (50 gr. de pechuga)
  • Huevos (1 ud.)
  • Sal
  • Orégano
  • Tomate natural triturado (150 gr. )
  • Queso (rallado)
  • Aceitunas negras (al gusto)
  • Champiñón (en láminas)
  • Anchoas (al gusto)
  • Pollo (100 gr. de pechuga)
  • Huevos (1 ud.)
  • Sal
  • Orégano
  • Tomate natural triturado (200 gr. )
  • Queso (rallado)
  • Aceitunas negras (al gusto)
  • Champiñón (en láminas)
  • Anchoas (al gusto)
  • Pollo (150 gr. de pechuga)
  • Huevos (2 ud.)
  • Sal
  • Orégano
  • Tomate natural triturado (400 gr.)
  • Queso (rallado)
  • Aceitunas negras (al gusto)
  • Champiñón (en láminas)
  • Anchoas (al gusto)
Elaboración

Esta receta de pizza proteica de pollo es muy original y está indicada especialmente para deportistas que, por su actividad física, suelen necesitar un importante aporte de proteínas. En este caso, la masa habitual de pizza hecha con harina, levadura y agua se sustituye por una capa de carne de pollo mezclada con huevo. ¡Proteínas en gran cantidad! El resultado es sorprendente y merece la pena probarlo, tanto si eres deportistas como si no, porque está muy rica y es muy sencilla de preparar.

Paso 1:

Precalienta el horno a una temperatura de 220ºC, así estará listo a la hora de meter tu pizza proteica de pollo.

Paso 2:

En un vaso de robot de cocina o de trituradora echa el pollo cortado en trozos y añade un huevo y sal. Tritura hasta que obtengas una pasta de textura más o menos homogénea.

Paso 3:

Vas a necesitar una bandeja de horno que tendrás forrar con papel vegetal. A continuación, extiende la masa de pollo con ayuda de una espátula, de forma que quede como una capa no muy gruesa. Esta será la base de la pizza.

Paso 4:

Mete la bandeja en el horno precalentado, ciérralo con rapidez para que no pierda temperatura y hornea entre 10 y 12 minutos.

Paso 5:

Mientras tanto, aprovecha para sofreír en una sartén con un poco de aceite los tomates pelados y troceados. Añade sal y orégano y cocina hasta que se evapore el líquido.

Paso 6:

Saca del horno la masa de pollo con cuidado de no quemarte. 

Paso 7:

Reparte la salsa de tomate sobre la base de pollo, añade abundante queso rallado por encima y reparte las olivas negras y los champiñones laminados. Vuelve a meter la bandeja en el horno y pon a gratinar durante 5 minutos.

Presentación:

Una vez gratinada la pizza, sácala del horno y decora con las anchoas. Termina espolvoreando un poco de orégano seco por encima. ¡Ya tienes tu pizza proteica de pollo lista para llevar a la mesa! Degústala recién hecha y disfruta del aporte energético de esta receta para ti y tu familia.

Sugerencia:

Para que tu pizza proteica de pollo esté cargada de sabor, hazte con una lata de filetes de anchoa en conserva de la gama Delicious de DIA y disfruta del toque único que aporta en combinación con los demás ingredientes.