abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Pollo al chilindrón con jamón

Receta de: Aves
Plato: Segundo plato, Plato caliente
Cocina: Tradicional
Pollo al chilindrón con jamón
Fácil
< 20
Pollo al chilindrón con jamón
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
El pollo al chilindrón es una de las recetas más clásicas de nuestra gastronomía, pero yo en esta ocasión he querido darle una vuelta de tuerca agregándole uno de los ingredientes básicos en nuestra cultura gastronómica que es el jamón. Esta receta de pollo al chilindrón con jamón es absolutamente deliciosa, y hará que tanto tu como todos aquellos a los que se la ofrezcas se laman los dedos. Deliciosa Comenzamos a elaborar este plato por cortar el pollo en cubos regulares. Hecho esto vamos a colocar al fuego una sartén con el aceite de oliva, dejamos calentar bien, y agregamos el pollo bien esparcido para que todos los trozos toquen el fondo de la sartén. Lo vamos a dejar dorar sin moverlos, les damos la vuelta cuando estén para que se doren del otro lado. Mientras se va haciendo el pollo vamos a pelar el ajo, retirando el brote interior para que no nos repita y lo picamos en brunoisse. Pelamos y picamos la cebolla de la misma manera, retiramos el pollo de la sartén y lo reservamos. A continuación ponemos el ajo en la misma sartén y lo sofreímos sin que se llegue a quemar, agregando después la cebolla y la cocinamos hasta que se ponga transparente. Cortamos el jamón en tiras o cubos y lo agregamos a la sartén, limpiamos el pimiento morrón y lo cortamos en juliana. También quitamos las semillas a los tomates y cortamos en cubos. Agregamos los morrones a la preparación y lo dejamos cocinar durante unos minutos, tras los cuales agregamos el vino, lo dejamos evaporar y agregamos los tomates y el caldo. Lo cocinamos durante unos 5 minutos más. Tras ese tiempo lo probamos y rectificamos los sabores hasta ajustarlos a nuestros gustos, esto se tiene que hacer al final porque el jamón crudo tiene sal. Cuando encontremos a nuestro pollo al chilindrón con jamón perfecto, solo nos queda disfrutar de él sentados en la mesa y con buena compañía.