abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Quiche de calabacin

Receta de: Verduras y frutas, Panes y masas
Plato: Tostas y bocadillos
Cocina: Tradicional
Quiche de calabacin
Fácil
31-40
Quiche de calabacin
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Si queréis preparar un pastel, que podáis llevar a todos los lados porque está igual de bueno frio que caliente, por lo que se pueda hacer con antelación y además de una manera rápida y fácil, entonces lo que estáis buscando es una quiche. Puedes escoger el sabor que quieras, porque añadas lo que le añadas esta buenísima. Presta atención, que a continuación te digo como hacer una riquísima quiche de calabacín. Sana y apta para vegetarianos. Comenzamos por forrar con la masa la fuente de horno sin retirar el papel en el que viene envuelta, ajustando la masa con la ayuda de los dedos hasta cubrir bien el fondo, asegurándonos de que no quede aire entre el papel y la fuente. la pinchamos con un tenedor y reservamos. Ahora nos ponemos a lavar el calabacín y le quitamos los extremos, lo cortamos en rodajas finas y reservamos. Pelamos y picamos la cebolla, la rehogamos en una sartén con un poco de aceite, echando un poco de sal para que sude, y la dejamos hasta que se ponga tierna, momento en el que tenemos que agregar los dientes de ajos . Cuando la cebolla este con algo de color la retiramos y reservamos. Agregamos un poco de aceite en la sartén y poner el calabacín, lo vamos dando vueltas mientras se va cociendo, tapamos y les echamos sal para que suelten agua. Así lo vamos moviendo para que no se pegue durante unos 20 a 30 minutos. Mientras se hacen los calabacines, en un bol ponemos la cebolla, los 3 huevos y el queso, batimos hasta que los huevos queden con espuma. Cuando los calabacines este tiernos, los escurrimos y esperamos a que se enfríen o que estén templados para echarlos en la mezcla de huevos. Mezclamos bien, salpimentamos a gusto y lo vertemos sobre la masa. Echamos por encima el queso mozzarella o el emmenthal y al horno. lo llevamos a hornear a una temperatura de 220ºC, solo encendido por abajo los primeros 20 minutos, luego ponemos el calor por abajo y arriba y lo dejamos otros 15 minutos o hasta que veamos que se ha dorado, lo que depende de cada horno. cuando esté la sacamos del horno y dejamos que repose. Como ya os he dicho la podemos comer tanto fría como caliente, esta quiche de calabacín esta riquísima de las dos formas.