Rollitos de primavera con quinoa
Receta de: Verduras y frutas
Plato: Aperitivos y tapas, Entrantes, Primer plato
Cocina: Internacional, Ligera, Moderna
Rollitos de primavera con quinoa
Fácil
0-150
€€
Rollitos de primavera con quinoa
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Quinoa (100 gr.)
  • Cebolla (media)
  • Pimiento rojo (un trozo)
  • Tomates (medio)
  • Lechuga (2 hojas)
  • Obleas de pasta china fina (4 uds.)
  • Huevos (1 ud.)
  • Salsa de soja
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Quinoa (200 gr.)
  • Cebolla (1 ud.)
  • Pimiento rojo (medio)
  • Tomates (1 ud.)
  • Lechuga (3 hojas)
  • Obleas de pasta china fina (8 uds.)
  • Huevos (1 ud.)
  • Salsa de soja
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Quinoa (300 gr.)
  • Cebolla (una y media)
  • Pimiento rojo (1 ud.)
  • Tomates (uno y medio)
  • Lechuga (5 hojas)
  • Obleas de pasta china fina (12 uds.)
  • Huevos (2 uds.)
  • Salsa de soja
  • Aceite de oliva vírgen extra
Elaboración

Una receta sorprendente y muy sana: rollitos de primavera con quinoa. Se trata de una receta de fusión entre Latinoamérica y Oriente, ¿Atractivo verdad?: . Si aún no has descubierto este cereal andino... ¡es hora de hacerlo!. Es sano, versátil y muy completo.

Paso 1:

Coloca la quinoa sobre un colador fino grande y lava bajo el chorro de agua fría mientras la mueves bien. Lávala durante al menos 2 minutos sin parar de removerla. Este paso es importante dado que la quinoa está recubierta de saponina, una sustancia que daría sabor amargo a tu plato y que además es indigesto. La saponina solo se quita si lavas bien la quinoa, frotándola un poco.

Paso 2:

Acerca un cazo a al fuego con abundante agua y, cuando rompa a hervir, incorpora la quinoa. Cuece a fuego medio durante 10 minutos. Pasado este tiempo, retira del fuego y escurre la quinoa.  Reserva.

Paso 3:

Mientras se hace la quinoa, pela la cebolla y pícala muy menuda. Lava el pimento rojo y pícalo también muy menudo. Por su parte, parte en concasse el tomate, es decir, en dados pequeños.

Paso 4:

Pica las hojas de lechuga e introdúcelas en un bol con la salsa de soja para que cojan su sabor. Reserva.

Paso 5:

Acerca una sartén al fuego con un chorrito de aceite, y cocina a fuego suave la cebolla y el pimiento rojo durante 7 minutos o hasta que hayan sudado... es decir, cuando estén blanditos. Rectifica de sal. Retíralos del fuego.

Paso 6:

Añade el tomate crudo y la lechuga bien escurrida de la salsa de soja. Añade también la quinoa y mezcla todo bien. Ya tienes listo el relleno para tus rollitos de primavera con quinoa.

Paso 7:

Bate el huevo y déjalo en un bol preparado para hacer los rollitos.

Paso 8:

Remoja en agua tibia tus obleas de arroz y colócalas sobre un paño limpio. Sécalas ligeramente con un papel absorbente.

Paso 9:

Coloca una cucharada del relleno sobre cada una de las hojas de rollito u obleas de arroz. Cierra primero formando medio rollo, luego doblando los laterales hacia el interior. Pinta el extremo con el huevo batido y cierra el rollito. El huevo batido te servirá de pegamento.

Ve haciendo de la misma forma todos tus rollitos de primavera con quinoa.

Paso 10:

Mientras tanto, acerca una sartén con abundante aceite al fuego. Puedes emplear aceite de oliva virgen, pero también aceite de girasol, si quieres un sabor un poco más suave. Cuando esté bien caliente, introduce los rollitos de primavera con quinoa durante apenas unos segundos y sácalos rápidamente a un papel absorbente.

Presentación:

Sirve inmediatamente tus rollitos de primavera con quinoa. Los puedes presentar enteros o partidos de forma transversal para una presentación más bonita. Acompaña con un poco de la salsa de soja. ¡Deliciosos y crujientes!.

Alternativa:

Si no quieres añadir calorías extras a esta receta... los rollitos de primavera con quinoa se pueden tomar perfectamente sin freír. Un bocado delicioso que puedes tomar frío, ideal para los calurosos días del verano. Y si quieres un plato mucho más nutritivo, al relleno también le puedes añadir una pizca de tofu desmenuzado. Sea como sea, no dudes en emplear las bolsas de ensalada DIA, que ya vienen picadas y son de lo más cómodo. Prueba, por ejemplo, la lechuga iceberg DIA.