abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Rosquillas de anís tradicionales

Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Tradicional
Rosquillas de anís tradicionales
Fácil
41-50
Rosquillas de anís tradicionales
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Esta receta la hacía mi madre, y nos ha pasado la receta a las hijas. Siempre las hacía por Semana Santa, y en cantidades enormes que luego repartía entre amigos y familiares. Todavía recuerdo el olor de la casa cuando las hacía. Yo hago estas rosquillas de anís tradicionales durante todo el año, porque la verdad es que son muy sencillas y muy fáciles de hacer, además de que están absolutamente deliciosas. De sólo pensarlo se me hace la boca agua. Empezamos por colocar en un bol, la harina junto con la levadura, la sal fina y mezclarlo todo bien. Incorporar la mantequilla y deshacerla con la harina. Ahora añadir el azúcar, los huevos, el anís en grano, la esencia de vainilla, el chorrito de coñac o licor de anís. Mezclar, agregando la leche, la cantidad que hiciera falta para armar la masa. Se tiene que dejar descansar la masa en la nevera durante al menos una 1/2 hora. Pasado ese tiempo, de retirar la masa de la nevera, cortar trocitos, formar tiras sobre una encimera y ayudada con las manos, cortar y formar las rosquillas. Las llevamos a freír en una sartén con abundante aceite bien caliente, y cuando estén doradas por todos los lados, retirar con una espumadera y colocarlas sobre una fuente con papel absorbente para quitar el exceso de aceite. Se pueden servir las rosquillas de anís tradicionales solas o espolvoreadas con un poco de azúcar común, con azúcar glas. Si escogemos hacerlo así, espolvorearemos el azúcar cuando las rosquillas estén ya frías. También pueden cubrirse con una crema de chocolate que haremos fundiendo el chocolate con un poquito de mantequilla junto con un chorrito de leche y, si se desea y no van a tomar niños, con un chorrito de coñac o licor de anís. CONSEJOS: Si queréis, la mantequilla puede reemplazarse por 1/2 vaso de aceite de oliva suave o por aceite de girasol. La mantequilla se puede sustituir por manteca, pero nunca por margarina. A las rosquillas de anís, se las puede espolvorear con azúcar común, azúcar glas o cubrir con chocolate para fundir.