abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Rosquillas de limón y pistachos

Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Tradicional
Rosquillas de limón y pistachos
Media
31-40
151-300
€€
Rosquillas de limón y pistachos
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Harina (80 gr)
  • Levadura en polvo (1/4 cucharadita)
  • Azúcar (32 gr)
  • Azúcar glas (60 gr)
  • Huevos (S 1/2 ud)
  • Mantequilla (40 gr)
  • Queso cremoso (35 gr)
  • Zumo de limón (2 cucharadas)
  • Ralladura de limon (1/2 cucharada)
  • Pistachos
  • Mantequilla (30 gr)
  • Harina (160 gr)
  • Levadura en polvo (1/2 cucharadita)
  • Azúcar (64 gr)
  • Azúcar glas (120 gr)
  • Huevos (S 1 ud)
  • Mantequilla (80 gr)
  • Queso cremoso (70 gr)
  • Zumo de limón (4 cucharadas)
  • Ralladura de limon (1 cucharada)
  • Pistachos
  • Mantequilla (60 gr)
  • Harina (240 gr)
  • Levadura en polvo (3/4 cucharadita)
  • Azúcar (96 gr)
  • Azúcar glas (180 gr)
  • Huevos (M 1 ud)
  • Mantequilla (120 gr)
  • Queso cremoso (105 gr)
  • Zumo de limón (6 cucharadas)
  • Ralladura de limon (1 y 1/2 cucharadas)
  • Pistachos
  • Mantequilla (90 gr)
Elaboración

¿Quién puede resistirse a una merienda de rosquillas de limón y pistacho? Esta receta coge las rosquillas tradicionales y las viste de fiesta con el sabor cítrico del limón y la crujiente suculencia de los pistachos. Y además, son muy sencillas de hacer. No hay excusa para no darse un capricho goloso esta tarde.

Paso 1:

Un rato antes de empezar, saca de la nevera el queso cremoso y la mantequilla, tanto la que vas a usar para la masa como la que emplearás para la cobertura, para que a la hora de hacer la receta estén a temperatura ambiente. La mantequilla, a temperatura ambiente, adquiere una textura que se denomina “en pomada” y es la idónea para trabajarla en repostería.

Paso 2:

Precalienta el horno a 180°C, así tendrá la temperatura adecuada cuando llegue el momento de meter la masa con las rosquillas.

Paso 3:

Lava cuidadosamente el limón, frotando su corteza para asegurarte de retirar cualquier resto de cera que pudiera haber. Sécalo totalmente y ralla la cáscara hasta que consigas la cantidad necesaria para hacer la receta. Una vez tengas la ralladura, córtalo por la mitad y exprímelo. Reserva la ralladura y el zumo por separado.

Paso 4:

Con ayuda de unas varillas de mano, bate la mantequilla destinada a la masa, el queso crema, el azúcar y la ralladura de limón hasta obtener una crema espesa y homogénea.

Paso 5:

Casca el huevo en una superficie diferente y viértelo sobre la crema de queso, mantequilla y azúcar. Sigue batiendo hasta integrarlo perfectamente.

Paso 6:

Tamiza la harina y la levadura con ayuda de un colador fino. No te saltes este paso porque es fundamental para que tus rosquillas tengan una textura sedosa y sin grumos. Echa la harina y la levadura en el recipiente y sigue mezclando, con varillas o con las manos, hasta que la masa tenga una textura uniforme.

Paso 7:

Divide la masa en porciones pequeñas, moldéalas con la mano en forma de tubo y luego une los dos extremos para conseguir la forma circular de las rosquillas. Prepara una bandeja de horno con papel sulfurizado y coloca encima las rosquillas sin que se toquen entre sí. Mete la bandeja al horno y hornea aproximadamente diez minutos, hasta que las rosquillas se doren. Sácalas y deja que se enfríen completamente.

Paso 8:

Pica a cuchillo o con ayuda de un mortero los pistachos. Resérvalos.

Paso 9:

Mezcla la mantequilla de cobertura con el azúcar glas hasta mezclarlos uniformemente. Añade entonces el zumo de limón y sigue batiendo. Cuando tengas una sustancia cremosa y homogénea, cubre la parte superior de las rosquillas con ella. Antes de que se seque y endurezca, distribuye los piñones picados por encima para que se adhieran. 

Presentación:

Sirve tus rosquillas de limón y pistacho con tu bebida favorita y disfruta de su textura suave y crocante a la vez.

Sugerencia:

Para coronar tus rosquillas de limón y pistacho tienes que contar con unos frutos secos recientes y de calidad, cualidades que encontrarás en las bolsitas de pistachos de DIA. ¡La única dificultad va a ser no comértelos todos mientras los pelas!