abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Rosquitas alemanas rellenas

Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Tradicional
Rosquitas alemanas rellenas
Fácil
50 >
Rosquitas alemanas rellenas
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Si os gusta el dulce pero no os gustan las cosas empalagosas, las rosquillas alemanas rellenas son perfectas para vosotros. Yo no soy muy de dulces en general, pero esto sí me gusta comerlo porque es bastante poco pesado y sabe delicioso. Me gusta acompañarlas con un poco de leche, aunque siempre las pruebo solas a ver cómo me han salido. En primer lugar, hacemos el fermento uniendo la harina, la levadura y la leche, y dejándolo levar en un bol. Debemos amasarlo bien para que se integren los ingredientes y taparlo con un paño limpio y húmedo durante, al menos, una hora. Por otro lado, colocamos la harina, la ralladura y el azúcar en un bol bastante grande. A continuación, añadimos los huevos batidos, la mantequilla derretida, la miel y la vainilla, y lo mezclamos todo bien con ayuda de una lengua de plástico y de las manos. Una vez tenemos conseguido el fermento, lo añadimos a la mezcla del bol, además de un poco de leche tibia. Esta leche es imprescindible para que los demás ingredientes se unan bien, además de un buen amasado, a ser posible con las manos. Ya conseguida nuestra masa, la tapamos con el paño húmedo y la dejamos levar. Al cabo de la hora, estiramos la masa rectangularmente en una superficie enharinada y ponemos sobre ella el relleno, es decir, la manzana pelada y cortada en cubitos, las pepitas de chocolate, el azúcar y la canela. Enrollamos la masa y la cortamos en rodajas de forma que puedan formar rosquillas más pequeñas. Las pasamos a una bandeja de horno, previamente untada con mantequilla o con papel para hornear, y las dejamos reposar una media horita antes de hornearlas. Las cocinamos a 160º durante 25 minutos, dependiendo del horno, y las retiramos. Las pintamos con un poco de almíbar y las espolvoreamos un poco de azúcar blanco si queremos. ¡Listas para comer!