abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Salsa vizcaina

Receta de: Salsas
Plato: Plato caliente
Cocina: Tradicional
Salsa vizcaina
Fácil
41-50
151-300
Salsa vizcaina
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Aceite de oliva vírgen extra (2 cucharadas)
  • Ajo (2 dientes)
  • Caldo de verduras (o el agua de cocer los pimientos, 1 litro)
  • Caldo de carne (1 pastilla)
  • Pimiento choricero (7 uds.)
  • Pan (1 trozo, del día anterior)
  • Vino blanco (125 ml.)
  • Cebolla (1 ud.)
  • Cebolla morada (1 ud.)
  • Perejil fresco (unas hojas)
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Aceite de oliva vírgen extra (5 cucharadas)
  • Ajo (5 dientes)
  • Caldo de verduras (o el agua de cocer los pimientos, 2 litros)
  • Caldo de carne (2 pastillas)
  • Pimiento choricero (15 uds.)
  • Pan (1 trozo, del día anterior)
  • Vino blanco (250 ml.)
  • Cebolla (2 uds.)
  • Cebolla morada (2 uds.)
  • Perejil fresco (una rama)
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Aceite de oliva vírgen extra (7 cucharadas)
  • Ajo (7 dientes)
  • Caldo de verduras (o el agua de cocer los pimientos, 3 litros)
  • Caldo de carne (2 pastillas)
  • Pimiento choricero (22 uds.)
  • Pan (1 trozo, del día anterior)
  • Vino blanco (375 ml.)
  • Cebolla (3 uds.)
  • Cebolla morada (3 uds.)
  • Perejil fresco (dos ramas)
  • Pimienta negra
  • Sal
Elaboración

La salsa vizcaina es una de las salsas más conocidas y empleadas en la cocina tradicional vasca. Esta salsa se emplea habitualmente para acompañar bacalao, caracoles, manitas de cerdo, callos… y muchos otros platos, fundamentalmente de carne. Su ingrediente básico es el pimiento choricero, tan colorido y, sobre todo, tan típico del País Vasco. Una salsa clásica y deliciosa que enriquecerá tu recetario.

Paso 1:

Pica la cebolla en trozos grandes. Acerca al fuego una cazuela con el aceite de oliva y cuando esté caliente, incorpora la cebolla. Pocha a fuego suave moviéndola un poco de vez en cuando. Pela los ajos, pícalos y añádelos a la cazuela con la cebolla.

Paso 2:

Mientras se pochan la cebolla y los ajos, pon a hervir los pimientos choriceros con abundante agua fría. Cuando rompa a hervir, escúrrelos y vuelve a ponerlos con agua fría a cocer. En total, tendrás que repetir este proceso hasta 3 veces. Es la forma de hidratar la carne de los pimientos choriceros.

Paso 3:

Cuando la cebolla esté pochada y transparente, añade los pimientos choriceros hidratados. Después, añade la ramita de perejil. Pasados unos minutos, incorpora el vino blanco, y continua dando vueltas a la salsa.

Paso 4:

Cuando ya vaya estando todo bien hecho, añade el pan del día anterior troceado. Y cuando todos los ingredientes estén bien integrados, añade el caldo de verduras junto a la pastilla de carne. Si no tuvieras caldo de verduras, también puedes aprovechar el agua en la que has hervido los pimientos choriceros… y a esta agua incorporar la pastilla de caldo de carne. Después, mantén la salsa cociendo a fuego suave durante 20 minutos.

Paso 5:

Tritura la salsa vizcaina y cuélala para que quede bien fina. Rectifica el punto de sal y pimienta al gusto.

Presentación:

Ya tienes lista tu salsa vizcaina… dispuesta para utilizar en cualquier elaboración… sin embargo, te recomendamos que la consumas al día siguiente, dejándola reposar en el frigorífico… ya que esta salsa desarrolla más cuerpo y sabor con el paso de las horas.

Sugerencia:

Está muy bien hacer todos pasos de una receta en casa, y que las salsas sean caseras… pero si para esta salsa necesitan un fondo de caldo de carne… no te líes. Utiliza sin dudarlo pas pastillas de caldo de carne. Conseguirás un fondo sabroso y, además, super rápido.