abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Sardinas en escabeche

Receta de: Pescados y mariscos
Plato: Aperitivos y tapas, Entrantes, Plato frío, Primer plato
Cocina: Ligera, Para llevar, Sin gluten, Tradicional
Sardinas en escabeche
Fácil
31-40
0-150
€€
Sardinas en escabeche
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Sardinas (500 gr.)
  • Ajo (2 dientes)
  • Laurel (1 hoja)
  • Pimienta negra en grano (5 bolitas)
  • Orégano (1 rama)
  • Tomillo (1 rama)
  • Pimentón dulce (media cucharilla)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Vino blanco (50 ml.)
  • Vinagre de vino blanco (50 ml.)
  • Harina
  • Sal
  • Sardinas (1 kg.)
  • Ajo (4 dientes)
  • Laurel (2 hojas)
  • Pimienta negra en grano (10 bolitas)
  • Orégano (1 rama)
  • Tomillo (1 rama)
  • Pimentón dulce (1 cucharilla)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Vino blanco (100 ml.)
  • Vinagre de vino blanco (100 ml.)
  • Harina
  • Sal
  • Sardinas (1.500 gr.)
  • Ajo (6 dientes)
  • Laurel (3 hojas)
  • Pimienta negra en grano (15 bolitas)
  • Orégano (2 ramas)
  • Tomillo (2 ramas)
  • Pimentón dulce (1 rama)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Vino blanco (150 ml.)
  • Vinagre de vino blanco (150 ml.)
  • Harina
  • Sal
Elaboración

El escabeche es una de las preparaciones españolas más famosas en todo el mundo. Se puede preparar de muchas formas y con muchos alimentos, aunque con pescado azul da un resultado estupendo. Con esta receta, además, encontrarás una manera diferente de hacer las sardinas… un pescado de lo más saludable que no debe faltar en tu dieta. No te pierdas estas sardinas en escabeche.

Paso 1:

Limpia las sardinas quitándoles las tripas, las cabezas y las escamas. Una vez que las hayas limpiado, ponlas en un bol con agua fría. Esta operación se realiza para desangrarlas. Después de 10 o 15 minutos sumergidas en el agua fría, ya las puedes retirar. Escurre el agua y seca las sardinas, una a una, con ayuda de un papel de cocina absorbente, o bien un trapo limpio.

Paso 2:

Acerca una sartén con abundante aceite al fuego. Mientras va tomando temperatura, enharina las sardinas ligeramente, retirando el exceso dándole unos golpecitos con la mano. Cuando tengas listas las sardinas, y ya con el aceite caliente, ve friéndolas por tandas hasta que estén bien doraditas. A medida que vayan estando listas, retíralas y déjalas escurrir sobre un papel de cocina.

Paso 3:

En el mismo aceite de la fritura, echa los ajos pelados, pero enteros, el laurel y más aceite. En general, debes doblar la cantidad de aceite que ya había. Cuando los ajos vayan estando un poco tostados, añade el tomillo, el orégano y la pimienta negra. Incorpora también el pimentón con el vino blanco.

Paso 4:

Deja que todo el conjunto rompa a hervir y que el alcohol del vino se evapore, lo que ocurrirá pasados unos 4 o 5 minutos de cocción. Añade en ese momento el vinagre y un poco de sal. Baja el fuego y deja que siga cocinándose el conjunto durante 5 minutos, pero sin que llegue a hervir.

Paso 5:

Pasados esos minutos, retira del fuego y echa el escabeche sobre la sardinas. Deja que se enfríe y mételo en la nevera. El escabeche dura bastante tiempo en la nevera… sea como sea, deberá reposar en la nevera un mínimo de 24 horas para que las sardinas tomen bien los sabores y los matices del escabeche.

Presentación:

Lo ideal es degustar estas sardinas en escabeche a temperatura ambiente. Las puedes comer solas o acompañadas de una buena ensalada. ¡Están para mojar pan!.

Sugerencia:

La clave de un buen escabeche es el aceite y el vinagre... casi tanto como el pescado o la carne que se quiera escabechar. Que sean de buena calidad es una de las claves principales para el éxito de esta receta, de modo que no dudes en utilizar el aceite de oliva virgen extra y el vinagre de vino blanco -o incluso en vinagre de Jerez, si te gustan los sabores intensos-. ¡Notarás la diferencia!